SOBRE LO TRASCENDENTE («Una de Romanos»)

En alguna ocasión me vi en la tesitura de explicarle a mi alumnado aquello de «la trascendencia del texto literario«, es decir, lo que envuelve a determinados textos literarios que les hace superar las barreras de tiempo y espacio, por su capacidad para adaptar sus contenidos a cualquier época y lugar: la Celestina, Crimen y castigo o Memorias de Adriano, podrían ser ejemplos dignos.
Si hoy tuviera que hacerlo, lo de explicar la trascendencia, recurriría a la siguiente idea: un texto literario trascendente es que aquel que sobrepasa a la persona que lo creó. Por lo tanto, cuando se valora un texto de esta naturaleza, se está pasando por encima de su autor o autora, sencillamente porque éstos están sometidos a la mutabilidad del tiempo: no somos lo que fuimos ayer, ni siquiera una consecuencia directa. El ser humano está sometido, en esencia, a la evolución, al cambio, para bien o para mal, podrá variar, incluso, el metro con el se juzgue dicha evolución. De ahí a la relatividad hay un paso.
Desde esta perspectiva comparto la siguiente cuestión: ¿Qué canciones haría suyas hoy el actual Sabina? ¿Tiene algo que ver el Joaquín Sabina que se vio hace unos días en un programa televisivo, con el que cantaba en la Mandrágora alegatos contra la OTAN o la pena de muerte? Seguramente, no.
Por eso, hoy puedo escribir que me siguen emocionando y entusiasmando muchas de sus letras, la lista sería larga y las razones poderosas, entre otras, sus acertadas imágenes, concebidas con un grado de expresividad difícilmente igualable -recuerden aquella que decía «cuando la bici de mi niñez se fue quedando sin freno«, por citar alguna. Sabina, aquel Sabina, fue capaz de describir como pocos la grandeza de la vida cotidiana, llegó a hacerla trascendente, algo que ya lo ha sobrepasado con creces.
Me parece relevante esto, porque una de las miopías del documental de Fernando León de Aranoa, ha sido ésta: intentar que la persona sobrepase a sus canciones, dando protagonismo a un Sabina en una decadencia integral, una imagen que edifica mucho menos que sus textos. Algo que le viene ocurriendo desde hace ya algún tiempo. Sé que la opinión que estoy dando es muy arriesgada, desde el momento que no he visto el documental entero -seguramente no lo veré- pero los fragmentos que he podido ver por distintos medios y algunas críticas fiables de personas que lo han visto, de momento, me parecen más que suficientes.
Así que, con la intención de hacer de este texto algo circular, les diré que, en vez del documental, me quedaré viendo «Una de romanos«, aunque no sea ya en la «fila de los mancos».
P.D. Parafraseando a Joan Manuel Serrat, hoy, podría escribir: Sabina, me gusta todo de tí, pero tú no.
Juan Jurado.
Sobre JuanJ Jurado 56 artículos
Profesor de Lengua y Literatura española. Publicaciones en La prensa en el Aula. Octaedro. Cuaderno para la comprensión de textos. Octaedro. Ponente del Diseño curricular base para la enseñanza de la Lengua y la literatura española en la ESO, en Andalucía. He sido portavoz y concejal por el grupo municipal de IU en Úbeda. Actualmente no milito en ninguna organización política, pero si la calle me llama, voy.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario