Tuerta ley. Mónica Oltra y el lawfare.

 

Han necesitado dos largos años para no encontrar motivo de procesamiento a Mónica Oltra. Dos años para decir: no hay nada, todo lo montado, es descredito; la difamación, la perdida de dos posibilidades electorales, es inexistente. Humo y mentiras. Han necesitado dos años. Yo no sé cómo trabajan los jueces, seguro que de forma eficiente y sin medios, pero ¡dos años para no encontrar nada! Me parece excesivo, porque el problema se hubiera solventado si el señor juez de la causa hubiera revisado los antecedentes de la acusada y de los acusadores, cosa que hicimos muchas/os de las que no  recorrimos la dura carrera judicial. Jamás dudamos de que todo era un montaje, como no dudamos de M. Rajoy es quien dicen que no es, que el novio de la virreina de la CM es más tonto que Abundio, lo de delincuente  lo dirán más tarde esos cachazudos jueces ¿? pero tonto es mucho porque hay que ser muy lerdo para ampararse en facturas falsas con el capital devengado en tan poco tiempo, que en Hacienda sabemos que  se encienden todos los ámbar ante cualquier irregularidad de ese calibre. Claro que a lo mejor, no es tan tonto, solo que confiaba  en su amada novia, en el  poder omnímodo y superlativo que tiene la lideresa. Que también.https://www.eldiario.es/comunitat-valenciana/caso-derecha-tumbar-monica-oltra-queda_1_11258246.html

Nos sigue sorprendiendo la justicia. Los señores magistrados nos piden respeto a sus sacrosantas decisiones y a su autoridad suprema de semidioses,  mas  deberían saber que el respeto se gana. Se gana haciendo justicia equitativa, siendo honestos y fuera de sospecha de prevaricaciones varias. Y no ocurre. Por eso nos ciscamos muchas veces en las sentencias y sabemos que si bien, existe la justicia, esta mira con un solo ojo y es ejercida de aquella manera. Tenemos demasiadas pruebas de que la justicia es tuerta y mira con un solo ojo. Justo el que ve delitos a la izquierda.

Esta mañana escuchaba desolada a uno de los padres de los seis de Zaragoza https://www.publico.es/politica/supremo-impone-cinco-anos-carcel-cuatro-seis-zaragoza-altercados-protesta-vox.html  Los jóvenes cuya sentencia ha ratificado el Supremo con penas de cuatro años. Antes se pedían  siete años que se  han reducido en la alegación. Son condenados por manifestarse en contra de una concentración de VOX en la capital aragonesa. Cuatro años por manifestarse contra el fascismo representado por ese partido idem. En Zaragoza, no se quemaron muñecos con la efigie de ninguna persona, no se utilizaron bengalas ni petardos y ninguno, que se sepa, insultó o amenazó a la policía (porque no hay pruebas, solo la palabra de los policías, incluso los videos grabados no demuestran que los chicos participaran en ningún altercado) Nada de lo que ha sido norma común en las manifestaciones de Ferraz ocurrió en Zaragoza. La condena son cuatro años que tendrán que cumplir a menos que exista el  milagro de un indulto. Jóvenes en plena expansión de sus estudios que verán la vida cortada por estos hechos indemostrados. Lo vimos con Alberto González, con Clara Serra, con Vicky Rosell, con las sucesivas acusaciones en el entorno de Podemos, irrespirables acusaciones, indecente acoso que se sometió a la  familia  Montero/Iglesias, con sus  bebés como rehenes.

En el caso de Ferraz, se alega libertad de expresión, lo cual nos parece bien, pero ¿no vale la misma premisa de libertad de expresión cuando las manifestaciones parten de la izquierda política? Todas sabemos que no. Si te ve un policía con el estandarte fascista del pollo te saludará amablemente y te pedirá que no seas indiscreta. Si te coge insultando a Pedro Sánchez coreará los insultos por lo bajinis. Sabemos que pasa cuando la infracción sale del lado izquierdo de la sociedad. La guillotina de la Ley Mordaza bajará de golpe y la fuerza de la ley caerá sin piedad. Ya lo ven, cuatro años por manifestarse. Igual que la condena impuesta a Dani Alves por violar. A mi me parece que el imperio de la ley, eso de ser iguales, de democracia plena y tal, suspende de facto.

He tenido ocasión de escuchar de primera mano a dos personas contar el horror que suponen estas falsas acusaciones. Como inciden en la vida diaria las noticias constantes en medios de prensa que llegan hasta el último rincón de sus vidas, el vilipendio al que las someten tanto los medios como los actos judiciales a que se ven sometidas. Me han contado, con ojos arrasados, la tortura de intentar evitar que las madres, mayores de ochenta años en ambos casos, se enteraran de los escabrosos detalles que la prensa (llamarla prensa es casi insultar a la de verdad) las sometía. Una de ella tenía una hija en edad escolar y refería con un pesar doloroso lo que la niña soportaba en el colegio. Las familias sufren las consecuencias de ese lento goteo de noticias escabrosas y malintencionadas. Y  dura años. En los casos que refiero, uno conocido, se trata de Victoria Rosell, siete años;  el de la otra persona que no nombraré porque vive desde hace mucho apartada de la política,  ocho años. ¿Quién devuelve el tiempo y el dolor a las personas que han padecido lawfare? Sí, lawfare, porque existe por mucho que a los togados les pique la palabra.

Se hizo y se hace de forma continua lawfare para eliminar a adversarios políticos molestos, es una lucha suciamente política paralela que han hecho desde el PP y que siguen haciendo con la aquiescencia de los jueces;  uno de ellos en prisión, Alba, que parecen olvidarlo los endiosados jueces.

Es una vía paralela que queda impune salvo casos excepcionales como el de Alba debido al empecinamiento y el tesón de Victoria Rosell.  Ignoro si Mónica Oltra decidirá demandar pero debería, aunque entiendo que se sienta tan absolutamente desfondada que quizá opte por el silencio y el abandono de la política.

Ese es el problema. Agotadas, hundidas psicológicamente, decepcionadas por la falta de implicación de los cercanos (ay, ese Ximo Puig, demandando la dimisión de Mónica sin ninguna empatía) se marchan a casa y olvidan sus capacidades para participar en la brega política. De esa forma van quedando los sinvergüenzas y los descastados en la cosa pública desamparando a la ciudadanía cada vez más alejadas de la política y engañadas por  populismos criminales.

Me pone muy nerviosa cuando escucho la frase manida de “todos los políticos son iguales” porque lleva implícito una solución drástica. Si todos son iguales, ¿qué propones? suelo preguntar ¿un militar, un dictador? No responden a mis preguntas, pero les aseguro que entiendo bien el sesgo de esa afirmación. Y no es verdad. Hay gente decente, digna, como Oltra y hay desvergonzadas como Ayuso a la que no se le echa ni con agua hirviendo de ese poder virreinal con el que se ha investido. Ya dijo Trump, que su gente ni aunque le viera asesinar en la Quinta Avenida a varias personas le dejaría de votar. Los hechos confirman que no va desencaminado. Los votantes que tragan con una tipa que dejó morir a 7291 ancianos sin atención ni cuidados paliativos, toleran todo. Y el todo es muy peligroso porque no  implica a los suyos, si no a toda la población que quedamos inermes ante gente sin escrúpulo ninguno.

Es preciso legislar contra el lawfair. El necesario castigar duramente a quien normaliza la calumnia como forma de derrotar adversarios y de hacer política. Y es necesario, imprescindible diría, una autorregulación de esa prensa canalla que vende mentiras a cambio de subvenciones jugosas de las Comunidades Autónomas o del estado central. Y me refiero a toda la prensa, a cualquier prensa.

Solo me resta agradecer a Mónica Oltra su entereza, su grandeza como luchadora durante años contra esa infame política que se realizaba en la  Comunidad Valenciana y desearle que recupere su fuerza  tornando a la arena política cuanto antes. Necesitamos mujeres de ese calibre. Necesitamos personas que hayan visto la cara real de la perversidad política porque sabrán enfrentarla muy bien.

Un abrazo querida y admirada Mónica Oltra. Para tus calumniadores, un mojón muy grande y el deseo de que cuando se miren en el espejo vean la cara de inmundicia que tienen.

María Toca Cañedo©

Sobre Maria Toca 1554 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario