Birkin

Mira lo que te digo: el sexo sin conversación es como cenar solo y con agua. El viento jamás penetra las estatuas, escribí yo un día cuando andaba atareado en el oficio de vivir. Ni el viento ni un misil, aunque sea Pepe el Romano. A la hora del sexo se apagaba el mundo y te encendías tú. Y tu lumbre nos calentaba a todos. Ay, Jane que nadie gimió un orgasmo como tú, tan largo, tan ultramarinos, tan prohibido, tan francés de Marylebone, tan mentira y tan mencionado. Para el sexo no hay que tener un marido, ni un novio, ni un amante, ni un amigo, sino un socio. Y en eso la mejor eras tú, aunque fueses segundo plato. Porque la que salió por pies después del orgasmo real fue Bardot por si se enteraba Gunter, el Padrino de París.
Hoy me entero que te has muerto sola. Eso no se hace. Tú que fuiste compañera de tantas ternuras lujuriosas, que nos acompañaste en los cortometrajes y en los largos, que compartiste noviazgos sin idiomas, que eras de todas las devociones, vas y te mueres a escondidas.
Amor se escribe con J (la tuya). Yo que te creí siempre andaba haciendo las maletas para ir a París para corrernos una juerga juntos. Estabas malita, yo también, éramos quintos, nos merecíamos este verano.
¿Y ahora qué hago?
Valentín Martín
Sobre Valentin Martín 47 artículos
Valentín Martín estudió Magisterio y Humanidades en Salamanca y Periodismo en Madrid. Ejerció la enseñanza dos años y el resto vivió de escribir. Ha escrito 25 libros. El número 26 es un poemario llamado Santa Inés para volver (Versos de la memoria), que recoge la historia de sensibilidades de su pueblo. Periodista, escritor y poeta, ha publicado en la última década libros de relatos como La vida recobrada o Avispas y cromosomas; el ensayo Los motivos de Ultraversal y los poemarios Para olvidar los olvidos, Poemario inútil, Los desvanes favoritos, Memoria del hermano amor, Estoy robando aire al viento, Suicidios para Andrea y Mixtura de Andrea. A caballo entre los años 60 y 70, escribió dos poemarios y dos ensayos: Veinte poetas palestinos y El periodismo de Azorín durante la Segunda República, inicio de un largo trabajo dedicado a la literatura. En Lastura ha publicado en diciembre de 2017 el libro de crónicas y relatos Vermut y leche de teta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario