Fascismo público (Segunda Parte)

Solo les trasmito mis investigaciones, sin juicios de valor ni justificar nada, porque intento entender los porqués de encontrarnos ochenta años después soportando rótulos y monumentos fascistas…

Y nos  acomodamos, o el poder se acomodó. Ya conocen por muy repetido el dicho ese de que, si introducimos un animal en agua fría y calentamos lentamente, el  bicho muere sin darse cuenta de que se quema…La lentitud del proceso cauteriza las defensas. Creo que eso nos ha pasado y creo de la misma forma que es eso es lo peligroso. Que normalizamos que un criminal genocida como Fidel Dávila, un alcalde falangista, fascista  como Emilio Pino, un capitán de la División Azul que luchó codo a codo con nazis, como el Capitán Palacios (enterrado en el Panteón de Personas Ilustres de Ciriego, a dos nichos de José Hierro…) tengan rótulo y calle. Y que los monumentos y las plazas de Cantabria estén regados de cruces, yugos y letreros de simbolismo fascista.

Normalizamos el mal. Y para ello solo se me ocurre realizar una desfranquización como la desnazificación alemana. Libros de historia que cuenten los hechos reales, sin obviar ninguno; formación al profesorado en la verdad histórica para que se realice un didactismo que aleje la tentación fascista del futuro.

Han pasado demasiados años. Esta labor debió acometerse antes del cambio de centuria. Quizá en el segundo mandato socialista, que, para entonces, los Tejeros de turno andaban desactivados, pertenecíamos a la OTAN y a la UE y como tal, las tentaciones golpistas no eran temibles. Pero los gobiernos y también -déjeme que les diga- la sociedad estaba acomodada.

Soy miembro de una asociación memorialista, AGE, he conocido la labor hercúlea realizada por sus miembros, sobre todo por Jesús de Cos, que regó Cantabria con monumentos, con lapidas de memoria en los cementerios, que se peleó con instituciones, que clamó y llamó a puertas para reivindicar la honorabilidad de la guerrilla y de la memoria de fusilados y torturados. Fue una tarea intensa pero solitaria, sin más apoyo ni ayuda que la de los socios. No es reproche, pero la izquierda en general no ha estado a la altura del derecho que tenemos a conocer la verdad. Y sobre todo, de la obligación moral que tenemos con las generaciones futuras  de trasmitirles la verdad y alejarles del peligro fascista para siempre.

Ahora, paso a referirles los datos recabados que son del 21 de octubre del 2022, es posible y deseable que algunas de las calles hayan revertido el nombre, o que desde entonces algunos de los monumentos se hayan eliminado de nuestra comunidad.

Existen en Santander, capital, 16 calles con nomenclatura claramente fascista y contraria a la Ley de Memoria Democrática. Quiero además contarles el contexto de los sucesivos nombres que rotulan el callejero urbano. Qué fueron las personas que se agasajan, qué significado tuvieron en la historia de nuestro país y del fascismo, quizá  conociendo lo que eran y lo que representan se constate el peligro latente que supone rotular nuestras calles con personas de ideología perversa de principio a fin. Porque las ideologías no son equidistantes ni equivalentes. Puede haber una ideología mal utilizada pero no perversa en origen, como hizo Stalin, Pol Pot, y los dirigentes de Korea del Norte, o del Este de Europa,  del socialismo,o la Inquisición y ciertas sectas religiosas hacen con el cristianismo, pero el fascismo y el nazismo son intrínsecamente malvadas. Si tomamos los libros donde se muestran  sus teorías iniciáticas observaremos que en ellas lo común es el racismo, el supremacismo, la desigualdad entre seres humanos en los que una parte de la humanidad merece privilegios y vida y a la otra la supone el exterminio o la condena de culturas diferentes. Entre estas ideologías, les diré  a título personal, que creo que el neocapitalismo raya muy mucho el trazo que le acerca a  la perversidad  porque no hay en ella ni un solo alegato de protección hacia el sufriente, hacia el débil, hacia la parte de la sociedad que se rezaga por diversos motivos.

Vamos con el desglose de calles y monumentos. No están todos/as pero sí los más significativos.

Calles:

Alto de los Leones: Conmemoración de una batalla librada en Guadarrama el 22 de julio de 1936. Las tropas de Mola en su marcha hacia Madrid fueron derrotadas por el gobierno legítimo. El fascismo conmemora también las derrotas.

Alféreces Provisionales: rango militar creado durante la guerra por el bando fascista. Se les llama provisionales por la escasez de mandos, creando el rango de forma urgente. Se disolvieron después de la guerra, pero mantienen una gran implicación ideológica con el fascismo.

Belchite: batalla que dura desde el 24 de agosto de 1937 hasta el 6 de septiembre, en la ofensiva de Aragón, donde murieron 5000 personas, el pueblo fue devastado y las tropas fascistas son derrotadas,  ha quedado como muestra de la guerra y de la batalla perdida. Años después se construyó un pueblo nuevo.

Brunete: batalla que fue un intento desesperado de ataque  por parte de las Brigadas Internacionales con el fin de retrasar la ofensiva del norte. Batalla enormemente sangrienta que solo retrasó la caída de Santander unas pocas semanas.

Camilo Alonso Vega: militar africanista, luchó como el resto de gerifaltes fascistas en la guerra de Marruecos. Se unió al golpe desde el primer momento. Tuvo mando en la Cuarta División Navarra. Ministro del Ejército y de Gobernación, respectivamente. Procurador en las Cortes fascistas.  Director de la Guardia Civil. Miembro de FET de las JONS. Hasta sus compañeros de carrera le consideraban cruel, le apelaban don  Camulo… También fue miembro del Opus.

Capitán Cortés: sublevado desde el primer momento con un grupo de guardias civiles.

Carlos Haya: aviador legendario. Comandante en la guerra de Marruecos, fue herido en el apoyo que realizó en el apoyo a la batalla de la kábila de Beni Arós. Inventor del giroscopio. Se unió al golpe en 1936, haciéndose famoso por el lanzamiento de medicamentos utilizando pavos como paracaídas, en apoyo del sitio de Santa María de la Cabeza y luego de Belchite. Asumía riesgos absolutos que los italianos discutían y no querían cubrir. Murió al embestir a un “Chato” republicano por la cola, estrellándose contra el suelo.

Emilio Pino: primer alcalde fascista de Santander. Nombrado el 27 de agosto de 1937, un día después de la entrada de tropas moras e italianas a la ciudad. Fue titular de la alcaldía durante el incendio permitiendo y alentando la extorsión y el desalojo de los afectados y dejando en manos de amigos y adeptos el expolio urbanístico perpetrado.

García Morato: aviador prestigioso, también africanista. El golpe le sorprende en Londres, se integra de forma inmediata con los sublevados. Piloto de caza destinado en Andalucía. En el asedio a Madrid, intenta maniobras que la aviación italiana se niega a secundar y es derribado. Cuñado y amigo de Carlos Haya

General Dávila: general africanista. Se retira y se confina en Burgos al proclamarse la II República. Conspirador desde el primer momento del golpe. A la muerte de Mola, toma el mando del ejército del Norte.  Toma Bilbao, realiza la ofensiva de Aragón, en la batalla del Ebro. Participa en el acoso del ejército golpista a Cataluña.  Miembro desde el primer momento de la Junta de Defensa Nacional (gobierno de generales durante la guerra) Ministro del Ejército. Fue imputado por Garzón como criminal de guerra, al haber fallecido hubo que retirar la imputación.

General Díaz de Villegas: militar africanista. Luchó en la guerra civil y luego fue el general en jefe del Estado Mayor de la División Azul, luchando junto al ejército alemán en el Frente Oriental de la antigua URSS. Desde 1944 hasta 1956 dirigió la Dirección General de Marruecos y Colonias. A partir de 1956 cambia de nombre la institución pasando a ser la Dirección General de Plazas y Provincias Africanas.

General Moscardó: de todos, quizá este personaje es mi favorito por los descubrimientos que realicé estudiándole. Se labró una historia mítica sobre la defensa del Alcázar y la famosa llamada que le hacen con su hijo apresado y la amenaza de que lo fusilarían si no entregaba la plaza. Lo cierto es que el hijo de Moscardó  fue  fusilado en represalia por bombardeos fascistas el día 23 de agosto. Creemos además que resulta imposible que hubiera líneas telefónicas el día 23 de julio cuando se produjo la supuesta llamada. Cuando el general Moscardó toma el Alcázar, se encontraba lleno de mujeres, niños y viejos, que los asaltantes recluyen en unos sótanos infectos. El  Comandante del Estado Mayor del ejército gubernamental, Vicente Rojo, pide entablar negociación con el Alcázar para ello, se ofrece voluntario, marchando con bandera blanca hacia el recinto. Le permiten entrar, tapándole  los ojos y pasa al general las condiciones para la rendición, a las que este se niega, pero le solicita un sacerdote para que diga misa y confiese a la tropa. En la guarnición del Alcázar se encontraba el capitán Luis Alemán, antiguo amigo de Rojo. Le pasa la información de dónde está su mujer e hijas (curiosamente, en la calle Guzmán el Bueno 59 de Madrid) para que les ofrezcan un salvoconducto y puedan pasar al otro lado. Rojo, marcha y cumple con todo. Salva a la familia de su amigo y envía un sacerdote al Alcazar. Se trataba del  padre Vázquez Camarasa, que al llegar oficia lo solicitado, pero a la vez pregunta por las personas apresadas, reiteramos, todas mujeres y niños. Moscardó se molesta con la pregunta y le envía al sótano donde se encuentran las presas y los niños. El cura recibe una impresión terrible al comprobar que eran poco menos que cadáveres humanos viviendo entre pestilencia y sin comida. Es retenido allí, celebra misa para las presas pero  Moscardó no olvida el cuestionamiento del cura y al final de la guerra le acusa de “cura rojo” y a Vázquez Camarasa, sacerdote católico,  no le queda más opción que exiliarse. (Paul Preston, La Guerra Civil Española, pag. 145/146)

 Franco desvía las tropas que marchaban hacia Madrid, con gran protesta por parte de los alemanes, y conquista el Alcázar como golpe propagandístico, lo que supuso un gran retraso de la conquista de Madrid y ahorro de vidas humanas…Vidas de sus correligionarios, de su propia gente… Los alemanes se enfurecieron con esa conducta del general golpista ya que supuso alargar la guerra de forma totalmente innecesaria.

Montejurra: monte mítico navarro para los carlistas que se unieron al golpe franquista. Años después,  el 7 de mayo de 1977, hubo uno de los atentados criminales de la extrema derecha más infames, en donde se enfrentaron las dos facciones carlistas. Una más progresista  que pertenecía al heredero legitimo, Carlos Hugo, y la otra ideológicamente cercana al fascismo, de su hermano Sixto de Borbón, fundador de la Comunión Tradicionalista, en colaboración con neofascistas italianos y mafiosos, asesinaron a Ricardo García Pellejero y Aniano Jiménez Santos, ambos de la facción legitima del carlismo

Ruiz de Alda: aviador, falangista. Voló con Ramón Franco en el Plus Ultra. De ideas ultraderechistas, fundó Falange junto a José Antonio y Sánchez Mazas, incluso estuvo en el mitin fundacional del Teatro de la Comedia, dando un mitin con José Antonio. Amigo de Juan Negrín, debido a la admiración y el trabajo de su esposa. Fue detenido en Madrid al poco tiempo del golpe de estado. Prisionero en la cárcel Modelo, fue fusilado por anarquistas cuando estos tomaron la cárcel. Se da la circunstancia que su esposa, Amelia Azarola era sobrina del almirante Azarola, fusilado, a su vez,  por los sublevados en Ferrol.

Sargentos Provisionales: similar organización a la anteriormente citada, Alféreces Provisionales.

Zancajo Osorio:primer gobernador civil de Santander una vez invadida por las tropas fascistas, fue famoso sobre todo por la salvaje represión que ejerció sobre la Federación Obrera Montañesa, sindicato provincial anexo a UGT y mayoritario en Santander. Expropió todo sus bienes y se ensañó con los militantes que no pudieron huir.

Se conservan placas honorificas en honor de:
División Azul: conocida de todos/as, fueron las tropas de voluntarios que envió el régimen fascista de Franco en apoyo de los nazis. Fueron enviados al Frente Oriental, en la invasión a la URSS.

Columna Sagardía: tratamos aquí el monumento conmemorativo de uno de los más despreciables genocidas de la guerra civil. Antonio Sagardía, conocido como el Carnicero de Pallars. Se retiró del ejercito ante la reforma de Azaña. Fue llamado por Mola al principio de la guerra y  al momento se enroló con entusiasmo al mando de una columna de voluntarios falangistas.  Participó en la conquistó Guipúzcoa, en la batalla de Santander al frente de su columna. Durante las batallas se mostró cruel en la represión ejecutando extrajudicialmente a gran número de personas. Más tarde marchan al frente del Segre donde se libraron batallas muy duras, que le hicieron manifestar ante unas bajas sufridas por su columna tras un ataque republicano: «Fusilaré a diez catalanes por cada hombre muerto de mi guardia«. Y a fe que lo cumplió, bajo sus órdenes se asesinaron 67 personas del pueblo de Pallars, todas mujeres, niños y viejos. Acabada la guerra fue inspector de la Policía Armada, visitó la Alemania nazi y fue uno de los que recibió a Heinrich Himmler en San Sebastián, en la vista que el jefe de las SS realizó a España.

Alcazar de Toledo: descrito anteriormente cuando hemos hablado del general Moscardó.

En el Panteón de Personas Ilustres del cementerio municipal de Ciriego, se mantienen los restos del Capitán Palacios: participa en la guerra como alférez provisional, pero se reengancha, con grado de capitán, en la División Azul. Participa en la batalla de  Krasny Bor, es hecho prisionero pasando 11 años en el gulag. Luego escribió un libro que le hizo famoso además de serle ofrecido honores variados al ser liberado.                 El Capitán Palacios, como apuntábamos más arriba,  está  en terrorífica vecindad con los de, por ejemplo, José Hierro que además de gran poeta, estuvo preso en cárceles franquistas..

En Laredo, las escuelas nacionales siguen nombradas como Miguel Primo de Rivera: dictador bajo Alfonso XIII y padre de José Antonio y de Pilar.

En Santoña pervive el monumento al Almirante Luis Carrero Blanco: participe en la guerra civil, nombrado Almirante con mando de Jefe de Estado Mayor de la Armada. Ministro, mano derecha y declarado sucesor de Franco, fue eliminado por ETA siendo jefe de gobierno.

En la capilla de la Virgen del Mar, patrona de la ciudad, se encuentra enterrado con monumento funerario , Tomás Soto Vidal, capellán durante los años de la postguerra del cementerio de Ciriego. Los reos condenados a muerte en juicio sumarísimo salían de las respectivas cárceles, generalmente de la Provincial de Santander, con nombres y apellidos escritos en un papel que el director de la prisión entregaba al jefe del piquete de fusilamiento. Este, a su llegada al cementerio, precedía al crimen, entregando la relación de asesinados al capellán de dicho cementerio, a la sazón, don Tomás Soto Pidal, que era quien debía de encargarse de certificar la muerte y clasificar en los archivos del cementerio al muerto.

Lo que ocurría en el trascurso del proceso  era que el capellán, Soto Pidal, desaparecía los nombres, archivando a los asesinados de cada día como “desconocidos” de esa forma se borraba no solo sus vidas sino su memoria. Nadie, ni la familia, ni los posibles investigadores debían conocer el nombre de los proscritos que recibían los tiros en las tristes madrugadas de postguerra, según el sistemático y premeditado genocidio emprendido por el fascismo en España.

 

El parque del doctor Morales continúa con el nombre: no reiteraré, por publicado con profusión de datos, la biografía del doctor Morales, en estas mismas páginas.

Parque del doctor Mesones en el Sardinero: Medico, procurador en Cortes franquistas.Consejero Nacional del Movimiento. Vicepresidente de la Diputación de 1944 a 1946. Alcalde de Santander durante 21 años, hasta 1967. En 1966 permitió el derribo del Teatro Pereda, cuando los herederos (contado por una familiar directa) le oferta al ayuntamiento a bajo precio la adquisición del teatro.Además cuenta  en el Valle de Iguña con un monumento.

Me consta que quedan nombres por añadir a este trabajo. Y sucesos por relatar. Lo importante, es que quede claro que no hay animadversión ninguna hacia los personajes que quedan retratados en el informe, porque la asepsia debe guiar siempre los relatos históricos, ni tan siquiera, y eso he podido verificarlo que no quedan restos de rencor en las pocas personas que vivieron el horror fascista o las que heredamos sus consecuencias. Lo importante, lo necesario es aprender de lo vivido. Que los sucesos y los actos de los protagonistas de la historia nos sirvan de guía de lo que jamás debe volver a ocurrir y para ello no podemos seguir manteniendo con honores a personas que, cuanto menos, merecen el desprecio del olvido, nunca el agasajo de la ciudadanía.

María Toca Cañedo

Sobre Maria Toca 1596 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

1 comentario

Deja un comentario