La caída de Santander

Quedan pocos de los que lo vivieron;  los que están llevan la memoria diluida por nubes de algodón prensado por los años. La memoria se deposita en nosotros, nietos de los derrotados, que recogimos la simiente de aquella herida y la germinamos con un ansia de concordia y libertad que nada ni nadie nos arrebata. Ya vamos peinando canas, también. Por eso queremos dejar huellas de la historia que se vivió. Queremos posicionar en el justo balance el drama que vivieron muchos. Los derrotados. Los que se levantaron el día 26 de Agosto de 1937 en Santander, con un sabor ácido en la boca. El de la derrota. El del fin del sueño de ser libres, de tener dignidad, de levantar la vista de los zapatos del amo, justo hasta el cielo. Y se tragaron el miedo, la sangre y la derrota como siempre lo hacen los que pierden, en silencio, bajando los ojos pero manteniendo una pequeña llama dentro de ese corazón enmohecido con el recuerdo de lo que pudo ser.

Hoy hace ochenta y  cuatro  años de la derrota. Entraron por Cuatro Caminos, regulares, tropas moras e italianas. Exultantes, borrachos de revanchismo, ira ciega y orgullo de aplastar la libertad. Como si fuera posible. Como si al matar al ser humano no se levantaran manos retomando las viejas ideas. Lo hicimos, lo haremos y lo harán. Ellos, nuestras abuelas/os , las perdedoras,  quedaron encerradas en la Plaza de Toros, en la Tabacalera, en  Caballerizas, Salesianos, Oblatas, Provincial,  Santa Clara… más que me dejo, porque durante muchos años la abyección y la miseria humana se personificó en los vencedores queriendo, además de matarlos, borrar la memoria. No lo han conseguido, al contrario, cada día nos levantamos con la conciencia de pertenecer a un clan muy digno. Hubo tiempo que los presos reventaban las prisiones, los campos de concentración. Se habla de más de 70.000 presos/as ¡en el año 1937! En Santander. El odio y la venganza de la gente ruin cunde mucho, y el fascismo español triunfante de la guerra era muy cobarde, muy vengativo. Lo sigue siendo.

 

Hoy no festejamos. O quizá sí. Recordamos con orgullo a los Juanes, Tasios, Manueles, Antonias, Matildes, Jesuses, Carmenes…a tantos que asumieron la guerra como una derrota personal. Algunos yacen en tumbas desconocidas, porque el odio cainita de los vencedores se mantiene aún. Otros se fueron apagando en la desdicha de una dictadura que se les hizo muy larga. Alguno queda aún y celebra con los ojos empañados cada  14 de Abril ese sueño que  truncado entonando la Internacional y blandiendo esa bandera republicana que más que bandera es esperanza.

Cometieron errores. Se equivocaron mucho, como cualquier gobierno de un país dividido, analfabeto y manipulado por señores feudales al frente del cual hubo una infame monarquía que no le dejó medrar y una iglesia garante del poder que solapaba conciencias con el miedo y el infierno sin darse cuenta que ese infierno se vivía ya. En las casas donde se comía pan reseso y cebolla. Poco más porque el resto era de los amos.

El mundo apoyó al bando equivocado  pagando luego el diezmo en una guerra infernal que a poco nos borra de la tierra. Hace cuatro días celebramos como la Novena entraba en París con muchos españoles, porque  no se conformaron. Les crecieron alas en los pies y salieron hacia Francia que les recibió como madrastra con alambres de espino. Poco después les llamó y todos a una reaccionaron y salieron pitando con sus viejos uniformes destartalados a combatir de nuevo al fascio. Como hicieron en la patria solo que no era la suya aunque lucharon por la común: la libertad, la democracia, la justicia social…

 

Esta vez ganaron, solo que la victoria no llegó a esta vieja patria a la que soñaron volver  como libertadores. Murieron con la nostalgia de la libertad pegada a las pestañas.

Hoy es 26 de Agosto. Hoy hace 84 años de la derrota. Con la caída de Santander se asestó un duro golpe a la República puesto que se rompió el frente norte. Ciertos historiadores dicen, que ese día, se perdió la guerra, lo que vino después fue una larga penuria de muerte y heroísmo. De la entrada, o de la victoria, dicen ellos: los ganadores, porque aún lo son. Hace  pocos días uno de ellos me dijo: “joderse, que ganamos la guerra”. Y me lo dijo con ira en los ojos, con la rabia que da la sangre y el odio mal digerido. Para algunos es axioma. Ganaron la guerra y la perdimos los de siempre. Las de abajo; a los que los sueños nos suelen costar caros.

 

Hoy quisiera enjuagar las lágrimas que el abuelo Juan derramó por su hermano Tasio de 17 años que murió asesinado sin causa, sin juicio y sin ninguna razón, por Matilde Zapata que fue fusilada por escribir, por ser libre y volar , por Matilde de la Torre que marchó dejando el corazón en su Cantabria, por la familia Cortezón,  y por tantas/os que hemos ido desgranando en las páginas de @LaPajareraMgzn como humilde homenaje y recuerdo.Quisiera poder decirles que ya no hay odio, que ya no quedan calles con nombres de vencedores, que no quedan monolitos que les recuerden el miedo. No puedo. Sigo año tras año prometiendoles que el siguiente…y aún no he podido cumplir mi promesa. Y los pocos recuerdos que les dedicamos son ultrajados cada poco. Sacaron al sátrapa de Cuelgamuros  solo falta sacar de la conciencia de algunos el odio y el resentimiento de vencedores. Los lúgubres ojos de piedra de ese monolito conservan  el miedo de un país que vivió bajo el fascismo y aún no se lo ha sabido sacudir del todo. Sería hermoso poder sanar las heridas haciendo justicia para luego olvidar  y recuperar un país que siempre anduvo perniquebrado. Quisiera contar a mis (sus) muertos que la familia Franco es una más, que calla por la vergüenza de haber presidido un genocidio, pero no puedo porque siguen recibiendo honores, disfrutando de lo robado a los españoles, que sus sucesores nos siguen gobernando como en el Medievo. No hay paz porque no hay justicia. No hay perdón porque jamás se reconoció que fue un golpe de estado fracasado, al que siguió una guerra y una represión atroz. Porque los derrotados siguen descansando en cunetas sin paz y sin un rezo. Y los triunfadores disfrutan del expolio.

Espero que no tengan que decir lo mismo mis nietos. Espero algún día abrazar a alguno de los que venció y que ninguno recordemos la causa por lo que se peleó porque todos vivamos en paz, en una paz justa, equilibrada y que superemos el odio de más de dos siglos.

Mientras tanto, hoy celebramos que llevamos la llama de la libertad, que sigue más fuerte que nunca. Que ganaron la guerra pero de siempre, los que odian,  tienen perdida la paz.

María Toca Cañedo. Con respeto y amor, para Juan y Tasio Cañedo.

 

Se los llevaron.

Salieron de su casa muy de mañana,

se los llevaron presos,

camino de camposanto o de la era.

Se los llevaron.

Salieron despacito, sin hacer ruido,

llevaban en las manos grilletes viejos,

en los ojos el miedo y en el vientre,

madre, en el vientre, llevaban todo el frío

que tiene el plomo cuando se hiere.

Se los llevaron.

Madre,  camino de la iglesia.

Se los llevaron.

Otros van de la mano hacia la hoguera.

                                                       Y caminan despacio.

Se los llevaron, niña, encierra esa lágrima

entre los tibios huecos de tu mirada.

Que se los llevan, madre, hacia la iglesia,

no sé qué será de ellos, madre,

 tal vez se mueran, o como a los toritos,

nos los degüellen.

 

 

María Toca

Dedicado a ellos, a los que se llevaron.

Santander- 26 de Agosto.2020. 83 años después.

 

Sobre Maria Toca 1066 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

13 comentarios

  1. Qué gran reportaje María. Qué ilustrativo, didactico y pedagógico. Respetuoso y reivindicativo ese texto y elocuentes ilustraciones. ¡Qué imprescincible se está haciendo este blog de la pajarera magazine

  2. Hola María,
    estaría bien que hicieras un poco de introducción previa a la entrada del bando ganador que tiene mucha relación con todo lo que comentas.

    Pero no podemos ocultar los delitos cometidos por el bando republicano. En Cantabria se cometieron más de 1100 asesinatos del bando republicano. Se persiguieron vecinos por no declararse republicanos o se señalaron personas que pensaban diferente simplemente “pq caían mal”, envidias, y otras cosas comunes previas a la guerra.

    Si analizamos la historia como es, vemos que todos esos crímenes de persecución de ideales originaron, entre otros factores una guerra entre gente que pensaba diferente. Hablemos de ello, sin tapujos y solamente entonces, esta sociedad empezará a cambiar…. mientras no seamos neutrales y dejemos de “lloriquear” como “perdedores” seguiremos con la herida abierta. En parte, tú estás motivando a que sigamos divididos. Gracias

    Saludos

    • Querida Mariajo. Lo de ser neutrales no me cuadra. Con el sufrimiento sí,claro, las víctimas sufren igual, pero no con las causas.Mira, durante más de cuarenta años (incluso ahora, vivo al lado de la calle General Dávila) he visto en iglesias y monumentos al honor a las víctimas de la represión republicana (que no es tal, son víctimas de crímenes de exaltados izquierdistas y como bien dices, de envidias, rencores viejos, la República como tal reprimió poco) Monumentos a los caídos…por España, hemos escuchado hasta la saciedad el “heroismo” “el sacrificio” de los “buenos fascistas” mientras los “demonios rojos” eran lo peor. Mientras 150.000 asesinados aproximadamente siguen en zanjas, (recuerda a Lorca, por ejemplo, a los asesinatos de la Desbandá, a Badajoz, entre otros un tio abuelo mio… Fueron asesinados como a perros y sus viudas ni podían ir de negro ni llevarlos flores porque las detenían. Los horrores del franquismo duraron muchos años, fue saña, venganza, represión terrible. Te recuerdo que los últimos fusilamientos fueron en 1975, y en 1974 mataron a garrote a Puig Antich…No, jamás podemos ser equidistantes con tamaña crueldad. Te recuerdo también, que un bando defendía a un gobierno votado, democratico (con fallos,como todos, para eso se lucha y se ganan las siguientes elecciones) y el otro defendía un golpe de estado frustrado. A unos los ayudó la Alemania nazi y la fascista Italia…a los otros los dejaron las cobardes democracias, tirados. No hay equidistancia posible entre el judío y el nazi, ni entre un negro y uno del KKK. Por eso @LaPajareraMgzn no es equidistante aunque habla de todas las víctimas y de gente derechizada. Tienes la biografía de Mercedes Sanz Bachiller, que fue la esposa de Onésimo Redondo y una figura admirable aunque fascista de solemnidad.
      Ni somos ni queremos ser neutrales porque Manuel Azaña hizo un discurso que hablaba de Paz, Piedad y Perdón…y mira que paz, que piedad y que perdón ofrecieron los fascistas ganadores. 70.000 personas presas en Santander, si esa cifra no te revuelve las tripas, no sé que lo hará.
      La cifra de los 1100 asesinados por el bando republicano no te la discuto aunque me parece muy alta para solo tener un año (se ganan las elecciones en Febrero de 1936 y Santander se entrega en Agosto de 1937) me salen a casi 62 muertos diarios ¿no te parece mucho? Pero dame tiempo, suelo ser muy exhaustiva en mis investigaciones y te daré la razón si la tienes. De todos modos pasame tu fuente de información, porque,insisto 62 muertos diarios en Cantabria…son muchos muertos.
      Agradezco tu lectura y la intención de tu escrito, recibe un cordial saludo.

      • Si te parece raro es por que poco te has documentado, lo cual hace inútil debatir más. Hay que dejar el corazón y creencias de lado para poder analizar/entender con perspectiva la historia.

        Puedes ver más de las estadísticas de muertes en “Relación víctimas de Cantabria y pueblos de Castilla y León” de Jesús Gutierrez.

        Un saludo

        • No, desgraciadamente no me parece raro. Es más común que lo deseable. Lo que me parece es triste, querida Mariajo, que equipare víctimas y victimarios. Vuelvo a repetir, las víctimas sufren igual, todas merecen respeto. Lo que no son iguales son las causas, ni los motivos ni la sociología. Murieron nazis en la guerra mundial ¿los equiparamos a los judíos? Si usted lo hace, es lo que me suena triste…
          Usted asimila los muertos de Cantabria a los de Castilla León, primer error de enunciado. Y me siguen pareciendo muchos…buscaré la cifra, tranquila.
          En cuanto a lo de no seguir debatiendo, claro, porque le faltan argumentos. Llevamos así la friolera de 80 años. Y seguiremos por lo que veo.
          Le hago una apreciación personal. Mi padre era de derechas, en su juventud falangista. No solo no negó nunca los crímenes fascistas sino que luchó para evitar la muerte de compañeros, y me trasmitió la comprensión ante la injusticia. Tienen derecho a cualquier ideología, por supuesto, lo que no tienen derecho es a falsear la historia. Y fue la que fue…Por más que se empeñen en disimular y tergiversar.
          Vuelvo a saludarla con afecto y sigo dispuesta al debate, como no. Incluso a nivel personal, con café enmedio

        • Y, querida mía…lo de acusarme de documentarme poco, así sin anestesia, presentando usted unos argumentos tan banales que ni se percata que no es lo mismos Cantabria, que Cantabria, Castilla y León, no me ofende, aunque haya sido esa su intención. Me sonrío porque es lo habitual. La ignorancia cuando sufre de inoperancia, insulta.
          Gracias por todo…empujones así ayudan a avanzar, más que las buenas palabras
          Salud y República, querida Mariajo

          • Gracias Maria por esos descalificativos, la verdad es que me sorprende tu reacción.

            Respondiendo a tu primer comentario:

            1) en ningún momento me he posicionado en un bando ni otro. Asumes que soy de uno pues sientes que ataco al mismo, lo cual no he hecho en ningún momento. Además asumes que no tengo sensibilidad por crímenes posteriores, pero tampoco he dado ningún argumento para ello. Simplemente te estoy haciendo ver que hay que contar también los antecedentes de la región de Cantabria.

            Respecto a explicarte por qué te acuso de documentarte poco, pues es muy sencillo, lo cual en tu último comentario vuelves a corroborarlo:

            2) Te recomiendo leer más detenidamente mis mensajes, además de la referencia que te he pasado. Es una lástima que no entiendas el título del libro que habla de la estadística de 2 regiones: Cantabria Y (como conjunción) pueblos de Castilla y León. Sin haber leído (o haberte documentado sobre este libro) ya asumes que se suman las victimas.

            Si hubieses estado documentada sabrías que son cifras realistas. Cosa que te recomiendo que explores por tu misma. De todas formas te facilito más datos en el punto 3.

            3) poco tiempo le has dedicado a analizar lo que te he pasado. Aún así, sin haber leído podrías haber puesto en duda e investigado un poco en google, algo al alcance de todos.
            Si hubieses buscado: “Guerra civil española en Cantabria” , hubieses dado con https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_civil_espa%C3%B1ola_en_Cantabria y su anexo de “Victimas de la guerra por comarcas de Cantabria” https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:V%C3%ADctimas_de_la_Guerra_Civil_en_Cantabria_por_comarcas la cual recoge ambos lados , y como te digo las cifras están ahí por comarcas de Cantabria. Si te fijas en las fuentes, tienes precisamente ese libro que te he referenciado y otros.

          • Bueno…ves, debatimos.
            Ante la primera acusación de “cómo” debo escribir “mis” artículos te sugiero algo importante que debes tener en cuenta. Mis artículos son míos. Cuando quieras hacer algo diferente, escribe tú. Igual si es bueno te lo publican en medios, entre ellos esta pequeña casa. Pero yo escribo cómo y de lo que quiero. El artículo en cuestión habla de forma completamente subjetiva (observa el matiz, SUBJETIVA) de la Caída de Santander ¿Puedo dar mi versión de los hechos? Claro que sí. ¿Estoy obligada a realizar una historia previa de lo “malotes” de los “crímenes” que hizo la República: no. Reitero, hablo de forma subjetiva de la Caída de Santander.
            Me dices que me falta documentación…a ver. Me das unos datos que incluyen la población de la, entonces, provincia de Santander junto con Castilla y León…por tanto dudo que sean reales porque yo me he referido solamente a Santander. Te he repetido por activa y pasiva que los voy a comprobar y si tienes razón, te la doy. Pero no, sigues haciendo sangre con mi supuesto desconocimiento. En tu derecho estás y si te hace feliz, de acuerdo.
            Y me acusas de dar por hecho cosas…A ver, querida Mariajo, no sé si eres de derechas o de izquierdas…ni me importa. Lo que denota tu escrito es poco conocimiento de la historia del siglo XX, muy poco. Porque hay algo importante que obvias, los crímenes franquistas fueron sistémicos, el estado era el causante y garante del estropicio (te remito a historiadores serios, Paul Preston, Samuel Jakson por ejemplo, Ángel Viñas que acaba de publicar documentos vitales para entender la historia reciente) fue el gobierno de Franco. Claro que hubo desmanes privados por parte de Falange…pero amparados por el gobierno y los fusilamientos y las torturas, etc fueron propiciadas desde arriba. ¿Hubo crímenes en durante los años de la guerra en territorio republicano? sí,muchos y deleznables. Los condeno con más fuerza que los otros porque exijo a los míos más honradez, y más humanidad.
            El gobierno republicano en la provincia de Santander duró desde Febrero de 1936 hasta el 26 de Agosto de 1937, que se entregó a las tropas italianas el poder de la ciudad de Santander. ¿En ese año hubo muertes? muchas y crueles, pero no sé si te das cuenta de un detallito: estábamos en guerra, se había dado un golpe de estado y la rabia ciudadana era mayúscula. La quema de iglesias, muerte de monjas, de curas y abusos varios, estuvo realizada por elementos extremistas y muchas veces delincuentes comunes pero NO era propiciada por el gobierno tanto de Madrid, Valencia o de Santander. No era sistémico como el otro. Lo cual no quiere decir que no fuera cruel. Hubo gente de derechas escondida en panteones, y el mayor de los horrores que se produjo en el linchamiento del Alfonso Pérez, donde una turba asesinó a los presos de derechas que estaban en el barco. Fue la guardia republicana quien reprimio a las turbas…Otro detallito sin importancia, al Alfonso Pérez le atacan como represalia a que horas antes la Legión Cóndor alemana bombardeó el Barrio Obrero un domingo de verano a las 12 del mediodía. En la masacre murieron niños, viejos, mujeres…la gente tomó la justicia por su mano e hizo lo que hizo. Un horror que condenamos porque jamás se debe linchar a nadie. Nunca. Claro que hay que contar TODA la historia, como ves, la conozco perfectamente y no tengo inconveniente en asumir todo lo que se hizo mal. Mucho, demasiado.
            Imagino que si tienes edad habrás interpelado a tus educadores y a la iglesia sobre su versión de la historia cuando solo hablaban de malos y buenos. Malos los republicanos y buenos ellos. Imagino que habrás mostrado el mismo celo para buscar la verdad que usas conmigo.
            Y sí, querida, no sé porqué avergüenza tanto decir que se es de derechas, o de centro o de ultraderecha. Yo soy de izquierda, roja como la grana…y a mucha honra. Mira, si es blanca, la dan las vacas y se bebe, seguro que es leche. Tus argumentos los usa la ultraderecha. Lo vienen haciendo conmigo desde hace mucho, así que disculpa si militas en la LCR o similar, pero tu interpelación me suena mucho. Que ser de derechas es tan respetable como mi ideología .No hay que avergonzarse, mujer.
            Reitero, quedas invitada a publicar un artículo, como quieras y te de la gana (siempre con datos ciertos, claro) pero yo escribo de lo que quiero y cómo quiero. Faltaría más.
            Un saludo y seguimos.

          • Y otro punto…según los archivos que me envías, gracias, los conocía porque la wiki está a alcance común…son 1100 “detenidos” DETENIDOS. No asesinados. Revisa tus fuentes de nuevo. Gracias

          • Más. En el listado de víctimas (mira este no lo conocía en la wiki, sí por libros de José Ramón Saiz Viadero y otros, que te recomiendo) verás la diferencia entre víctimas de la República y del Franquismo. Echa un ojo de nuevo, anda, despacio.
            Más saludos

  3. Maria,
    es imposible tener un debate cuando difieren tanto nuestras formas de entender los hechos reales y datos. Sobre todo cuando usted me mezcla churras con merinas y me da daos de mil cosas que ni vienen a cuento. Le recomiendo un cursillo de comprensión lectora + análisis de datos numéricos .

    Vuelvo a insistir en los links anteriores de un estudio real, una fuente que le he pasado la cual solo tiene una interpretación basada en hechos y datos, aunque quiera justificar su punto de vista y adaptar la página / contenido a su argumento.

    En los enlaces que le he pasado, no se habla de 1100 “detenidos” (usted ha puesto esa palabra por que le ha salido del arco del triunfo). Si usted se fija bien, la palabra que figura en el título es de: VICTIMAS

    De todas formas, más abajo y por si no queda claro, en el apartado de “Relación de Víctimas”, dice claramente que “El total de víctimas de la represión republicana en Cantabria es de 800 MUERTOS y 343 DESAPARECIDOS. La cifra gira en torno a 1.144 cántabros”. Si se pone usted muy tikismikis le compro que desaparecido no es lo mismo que asesinato…igual se fueron de vacaciones a Cuba.

    Son datos. No los intente maquillar ni adaptar a sus argumentos, acepte la historia y sobretodo acepte que ambos bandos cometían crímenes bajo el mismo objetivo, que era doblegar a quien pensara diferente. De hecho, en ese link, también viene un comentario (realista) de lo que pasó: “Cabe destacar que represiones violentas de uno y otro signo no siempre fueron motivadas por razones ideológicas, sino que en los actos violentos también intervinieron envidias, rencores y resentimientos”

    Mi critica desde mi primer comentario es que usted solo habla (con total libertad) que un bando era malo malísimo. Pero yo tengo todo el derecho de poder decirle: “oiga, muestre las cosas como son, que el otro también era malo malísimo”. Intentamos siempre maquillar al bando perdedor cuando fue, entre otras cosas, el bando que motivó una división del país. Esa es mi crítica.

    Hasta aquí mi debate con usted pues acabé de rebote en este post y me da pereza seguir leyéndola.

    Un saludo

    • Que usted tiene derecho a pensar lo que quiera, pero los hechos querida, son los hechos. No volveré a discutir con usted los datos que nos llevaría a embarrancar. Lo que no estoy dispuesta es a asumir que ambos bandos fueron iguales. Que no, que usted aplicando una ideología que luego niega, quiere verlo así, de acuerdo, pero no lo es. No es igual defender una democracia que dar un golpe de estado. No es igual matar en una guerra que en una larga y biliosa postguerra, porque en este país se asesinó impunemente durante 40 años. No es igual ser demócrata que ser un fascista amigo de nazis…que es lo que fue el bando fascista. Usted vea la historia como la de la gana. Derecho tiene, incluso a expresarse aquí.
      ¿Usted dice que el bando perdedor dividió al país? y luego la molesta que la identifique con la derecha…no señora mía, no con la derecha, usted utiliza el argumentario de Vox y miente. Divide quien da un golpe de estado, porque el gobierno se gana en las urnas no con las armas…
      Hace igual con el argumentario, yo le doy datos y le cito a historiadores y usted a la wikipedia manipulada…porque manipula luego vuelve y me da lecciones sin responder, sin razonar ninguna de mis exposiciones, soy yo la que razona las suyas…y en cuanto las rebato se saca unas nuevas. Lea un poco de historia seria y deje la wiki para los niños, mujer, seamos serias, si quiere debatir lea a los importantes.
      Y que no se ponga pesada, que usted es muy sabia y sabe mucho de historia, perfecto. Escriba un libro (dos, para ser exactas), publique en medios, como hago yo y feliz. Y de verdad, ya cansa…Y lo de la pereza lo comparto no sabe cuanto, pero es usted la que viene aquí, es usted la que insiste…así que por favor, haga caso a su pereza y vuelva los ojos al ABC o a okdiario que ahí seguro encuentra usted artículos de su cuerda, lo que no entiendo es porqué nos leen las personas que piensan como usted, porque creo que se nos ve enseguida, claro que el troleo forma parte de la estrategia ultraderechista. Pues ¡ea! ni uno más. Salud y República, querida Mariajo.

Deja un comentario