10 Consejos para no dejar de ser feminista y no morir en el intento:

1. Mantener la calma ante todas las calumnias y etiquetas que procedan de hombres y mujeres machistas.
2. Responder a estas calumnias y etiquetas, si es estrictamente necesario pero siendo selectiva: solo elige a las personas que literalmente vale la pena de repetir el discurso que por siglos se ha venido diciendo.
3. No inviertas energía con hombres y mujeres machistas que están hechos a la medida por la sociedad patriarcal. Es muy fácil darse cuenta.
4. Desarrolla tu buen sentido del humor y la mofa para que respondas con la mejor arma que es una buena sonrisa para decirles que ni siquiera le valdrá el gusto de tu enojo.
5. A los que se definen como hombres “caballerosos” y “galantes” y que sus mujeres o las mujeres los defienden, solo coteja si no esconden su “doble moral”, porque de estos abundan.
6. A los que son misóginos y misóginas, mejor ni hablarles y alejarse de ellos y ellas. Su toxicidad es muy elevada
7. Trabaja en tu autoestima, haz crecer tu autonomía y sobre todo tu libertad de ser
8. Coloca un letrero permanente en tu hogar y en tus espacios privados que diga: No soy de nadie, solo soy mía, y porque amo la vida, quiero que me respeten.
9. A los hombres que se dicen solidarios, empáticos y feministas, checa, porqué pueden ser incoherentes.
10. Y cuando aún con todo esto no puedas aplicar estos consejos,  tenemos la opción de decir: MVM, que en el buen léxico mexicano significa me vale madres todo lo que están diciendo, o bien NPI, no tengo la más puta idea de lo que están diciendo y te retiras, antes de que sea demasiado tarde.
Atentamente
Una feminista que sigue siendo muy feliz a pesar de y aún en contra del destino manifiesto del patriarcado.

Patricia Moguel.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario