Alienación Estupidizante de Cretinez Pertinaz (AEDCP)

Un amigo gitano y artista me comentaba que tenía oído él a alguno de sus colegas  las añoranza de Franco. Ante mis ojos en blanco,  intentó explicar los motivos, ninguno racional o llógico por más vueltas que  diéramos al argumentario. A la vez,  estoy leyendo la última novela de Almudena Grandes, donde hay un personaje, Experta por nombre,  que sirve en casa de unos fascistas recalcitrantes. Comenzada la guerra, la sirvienta les cuida, les alimenta y les protege con riesgo de su vida. Ella es de izquierdas, incluso lucha por la República, lo cual no excluye la protección que ofrece a sus enemigos, aun contando que fue explotada, y que ellos jamás lo hubieran hecho por ella. Les cuida y los protege como mandato supremo no intelectualizado, como  servilismo tatuado en su conciencia de servidora por los siglos de los siglos. Amén.

Ya merodeaba el tema de mi artículo en la cabeza, cuando ¡oh! causalidad perversa, topan mis ojos con el manifiesto de artistas francesas ante lo que consideran una exageración del #MeToo. Exponen las ínclitas lo siguiente : “La violación es un crimen. Pero el flirteo insistente o torpe no es un delito, ni la caballerosidad una agresión machista”, dicen personalidades como la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la editora Joëlle Losfeld o la actriz Ingrid Caven en la tribuna, publicada hoy en el diario “Le Monde”.https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/mujeres-artistas-e-intelectuales-francesas-critican-el-puritanismo-de-la-campana-contra-acoso/10004-3486918

Como verán no hay nada mejor que pillar un hilo para hacerse unos párrafos del tema elegido. Y hoy me toca esté: Alienación Estupidizante de Cretinez Pertinaz (AEDCP).

Porque  las chicas francesas, no son seres serviles que han estado al servicio ¿? del stablisment. No. Son altas profesionales, en lo suyo, altamente cualificadas. Vienen a decir   que ser un pesado y tocar culo, pongo por ejemplo, no es acoso, ni molesto. Que querer un polvo a cambio de un papelito en superproducción no es más que  travesura de  chico malo. Y de todos es conocido que la perversidad amatoria, sí es pecado, pero mola cantidad. Imagino que a las actrices nombradas les parezca bien, porque al resto nos da bastante asco pensar en Weingstein y su barriga blandengue encima de una quinceañera.

Exageramos. Exageran. Nos dicen las francesas.  Cuando Ophra , ayer, en discurso memorable, clamaba por el final de los tiempos en que formaba parte del guión ser arrasada por el mugroso de turno, es que somos estrechas y exageramos. Que lo dicen en Francia que saben amar y pecar como nadie. Pues qué bien.

Y me fue creciendo el convencimiento de que padecer el (AEDCP) no es solo cosa de incultos agrestes votantes o pensantes. Que va. A veces es cosa de sofisticadas matronas francesas. Fui a  analizar el significado de la palabra alienación y me encontré con esta definición de Piera  Aulagnier,psicoanalista por cierto. Nos explica  que se trata de un concepto que solo es pensable para un observador externo. El sujeto alienado no es consciente de su alienación, es decir,  cuando calzamos tacones de once centímetros, nos  dejamos desnudar (libremente, claro) para vender lo que sea vendible. Incluso cuando vendemos nuestro cuerpo (libre, por dios) no somos conscientes…O sí, pero tragamos porque hay que sobrevivir.

Va a ser eso, me dije. Estamos tan inmersas en la cultura patriarcal que vemos “extraño” lo que debiera ser “normal” y normal lo punible. Que un tipo  seborreico y grumoso toque un culo, muestre sus “atributos” o agarre del “pushi” (sublime Trump) a una jovencita está tan normalizado y entra dentro de los cánones de la cultura patriarcalizada, que lo extraño es que nos extrañe. Como las barraganas , como las sirvientas antiguas que servían de desahogo al ímpetu señoril del dueño(s) de la casa. Y ahí me llega la escena de Los santos inocentes, cuando le piden al bueno de Paco el Bajo que mande a la chica mayor a la Casa Grande  porque ya “ha empollinado” Es decir, ya está lista para el disfrute de los señoritos.

Pues lo mismo. Es lo normal. Los sujetos alienados no se percatan de su propia alienación porque andan dentro del contubernio. Los de fuera, quizá sí percibamos el aroma rancio y cruel de la costumbre de abusar (¿puedo utilizar ese verbo o exagero?) de una joven. Quizá percibamos con nuestra maldita empatía lo que tiene de doloso, de asquerosamente cruel ese abuso tan socializado.

John Locke se refiere a los derechos inalienables del individuo como esenciales para la existencia, por tanto en los sujetos alienados no se dan esas normas esenciales. Puede ser costumbre, puede ser, incluso norma, pero no es supervivencia plena de la conciencia moral y ética del individuo.

Como el gitano que celebra al fascio aunque le conculcara libertades o le aplicara leyes discriminatorias,como el gay que aplaude al partido que le quiso aherrojar su sexualidad, o la religión que le condena al infierno y aún así la profesa con la osadía del servil, como a las muchas mujeres que defienden el patriarcado y la opresión. Y como tantos/as afectadas del que he dado en llamar Alienación Estupidizante de Cretinez Pertinaz (AEDCP).

Quiero, decirles,por último, que de la droga se sale, queridas señoras francesas.  Y del (AEDCP) también.

 

María Toca

 

Sobre Maria Toca 476 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 Comentarios

  1. Tengo mis dudas acerca de que se pueda salir de las drogas. Lo normal es cambiar una por otra dependencia: del caballo a la cruz o al buda. Pero de lo que no se sale es de la alienación, sea o no, estúpida, cretina y pertinaz.

    • Pienso lo mismo…aunque tengo amigas que salieron de las drogas, creo que de la alienación se puede salir. Otra cosa es que la cretinez venga de serie…Gracias Mi Reuma, por tu colaboración

Deja un comentario