Datos y país

Vivimos en un país que:
1) No invierte en educación, tiene la segunda tasa de abandono escolar más alta de Europa, tiene una pobre formación profesional y que está a la cola de Europa en nivel educativo.
2) No tiene ni una universidad entre las 200 mejores del mundo. ¡Ni una sola entre 200!
3) Es líder en pobreza infantil. La tercera más alta de Europa con un 40%. Sólo mejor que Rumanía y Grecia.
4) Está muy por debajo de la media europea en conocimiento de lenguas extranjeras.
5) Tiene un paro juvenil del 38,6%, más del triple de la media europea. También es el país con más paro en mayores de 25 años y que tiene una de las tasas de paro general más altas del mundo.
6) Más retroceden las condiciones laborales.
7) Tiene un salario mínimo muy lejos del que hay en aquellos con los cree ser comparable.
8) Con ese salario, tienes que pagar las facturas más caras de Europa de energías y comunicaciones.
9) Tuvo una Sanidad, que fue una de las mejores del mundo, que se deteriora por momentos.
10) Es una excepción en Europa en Investigación y Desarrollo. Sí, en sentido negativo.
11) No toma las medidas necesarias para frenar la contaminación y los efectos del cambio climático.
12) Tiene un gobierno tiene más de 900 cargos imputados por corrupción. Tienen más imputados que miembros tienen muchas organizaciones criminales. Y hablamos sólo de los que están en el gobierno. Hay más imputaciones en partidos que no están actualmente en el poder.
13) Tiene gobernando al partido político más corrupto de Europa. Si el dinero que la corrupción le cuesta al país se incluyera en los Presupuestos Generales del Estado, daría para pagar TODOS los gastos del mismo, incluyendo pensiones, deuda pública, educación, sanidad, cultura, justicia…TODO y aún sobrarían 67.787 millones de Euros.
14) No cumple con las exigencias de Europa en cuanto a la recogida de refugiados (en esto no es una excepción).
15) Está en el puesto 58 del ranking de independencia judicial. Y no vale la excusa de que es “percepción”, porque entonces tampoco te podrías vanagloriar de estar en el 1er puesto y porque se refiere a la percepción que hay dentro del propio sistema judicial.
16) Tiene presos políticos.
17) Se ha fundido la hucha de las pensiones y en el que ya hay generaciones que tendrán que trabajar hasta los 76 años para mendigar una pensión miserable, mientras que los que gestionaban todo esto, tienen millones en paraísos fiscales.
18) Manifestarte e intentar cambiar las cosas puede llevarte a la cárcel.
19) Tiene un presidente que de la ignorancia, la indolencia y la ineptitud hace una virtud.
20) Rebosa la corrupción en todas las instituciones, en TODAS, desde la mas alta de todas hasta el mas pequeño ayuntamiento.
Y podría seguir enumerando mas y mas cosas.
Pero lo importante, lo mas importante de todo, lo que compensa todos los males es que somos españoles en una sola España.
Así es que cantemos todos juntos a los cuatro vientos!
¡Yo soy españoool, españoool, españoool!

Marisa Pradera

  1. Hola Marisa, y lo,peor de todo, es que ves la tele y lees los periódicos y te hacen creer que todo va estupendamente. Son los mejores en una cosa, en el arte de mentir y reirse del pueblo en su propia cara.
    Hay que entender que hay mucha gente mayor que se lo cree a pies juntillas y esos realmente son sus votantes, pero a mi no hay cosa que más me moleste que se carcajeen de mi, no lo soporto….

    • Respondo por Marisa, porque sus ocupaciones no la dejan tiempo…Lo de la voz que clama en el desierto lo dijo un judío palestino hace mucho. Es lo que debemos seguir haciendo, Margarita, aunque no se oiga, aunque no se entienda, aunque tiren piedras. Seguir clamando cada día. Un abrazo, querida y gracias por tus palabras

  2. Sí. Hay que seguir gritando en el desierto, por si nuestra indignación encuentra eco en las piedras, y así vamos creando opinión y conciencia. Yo estoy estos días encantada con lo que parece el despertar de los pensionistas. A ver si pasa lo mismo con los más jóvenes, cuyo futuro es tan incierto …
    Gracias por vuestros artículos, que hacen que no nos sintamos “bichos raros” l@s critic@s con esta clase política sin conciencia ni escrúpulos.

Deja un comentario