¿Defendiendo a los trabajadores o por otros intereses?

A veces la memoria juega malas pasadas , o la hemeroteca. Resulta que está mal, muy mal, dejar en paro a doscientas familias de la empresa gaditana Navantia y desmantelar una industria que produce sangre y muerte. Escuchamos a miembros del gobierno socialista y hasta destacados políticos de Podemos escurrir el bulto de la desvergüenza que supone mantener relaciones de comercio con los genocidas saudíes. Han pasado a la memoria popular  frases célebres como la pronunciada por el ínclito ministro Borrel, de que nuestras armas son tan listas y selectivas que solo matan malotes, no niños ni periodistas -esperemos que no encuentren la sierra mecánica con el que trocearon a Khashoggi y tenga el made in Spain

Nos congratula la responsabilidad del gobierno socialista con los trabajadores gaditanos. Lo que ocurre, es que una calzando años y memoria, recuerda vivamente cuando allá por  1984, los liberalotes ministros de Industria de entonces, Carlos Solchaga, y Miguel Boyer (sí queridas jovenas, esos tipos fueron ministros socialistas, aunque os pasme saberlo) destruyeron más de 100.000 puestos de trabajo directos en la siderurgia, minería y astilleros. Recordamos cómo ardían las calles de Vigo, Cádiz, Ferrol, Sagunto y Reinosa (con un obrero muerto y el pueblo sitiado tomado por la Guardia Civil en la Semana Santa del 88) y la lucha desigual emprendida por los sindicatos de entonces . Por no hablar de los hermanos asturianos cuando se desmanteló Hunosa y toda la cuenca minera.

Por poner un ejemplo de lo dicho, en Astano se destruyeron 3414 puestos de trabajo algunos de los cuales se recondujeron  hacia otras labores pero  la mayoría se quedó sin pluma y cacareando como el gallo de Morón. Algunos de ustedes habrán visto Los Lunes al Sol, bien, la película está basada en esos tiempos de plomo.

 

Fue un gobierno socialista el que nos convenció de que todo aquello era una industria inútil: barcos que no se vendían,  contaminación producida ; el carbón no era útil porque ya teníamos petróleo… Y no les tembló el pulso para dejar, como les decía más arriba, a cientos de miles de familias en la calle.

Hacemos hincapié en que los ministros citados desmantelaron la industria pesada de este país, no queriendo modernizar y nos convirtieron en un territorio de servicios en línea con lo que demandaba la Europa de entonces, con lo que nuestra gente o emigra o sirve cafés y copas. La industria se la quedaron, como no, los países mandones como Alemania, Francia y similar, que había un tiempo no tan lejano que nosotras, las españolitas éramos las griegas de esta Europa que no nos cabe en la boca. Como ejemplo puede servirles lo ocurrido con el carbón que es combustible estratégico, imprescindible en caso de conflicto si se cerraran los canales del petróleo, algo no demasiado inverosímil de la que vamos. Los bravos mineros asturianos y leoneses clamaban afirmando esta verdad absoluta. Sin carbón un país se para, decían.  Dio igual. Se cerraron pozos,  se dejó en paro  a zonas amplias que se depauperaron sin remedio abandonando las cuencas y dejando morir los pueblos hasta entonces bollantes. Que valientes y que inteligentes fueron los ministros del ramo. Miren el historial de ambos, verán que joyitas.

Y resulta que ahora nos volvemos solidarios y solícitos con 200 familias, que merecen todo el respeto del mundo, por supuesto. Tanto como las víctimas yemeníes, las mujeres, gais, disidentes, periodistas, saudíes ¿O no?

 

Resulta que la controversia de armas o trabajo es falsa, porque reconvertir a 200 trabajadores no es tan complejo. Entendemos que si fue posible  hacerlo con casi medio millón de personas (entre empleos directos e indirectos) no puede ser tan complicado hacerlo ahora. O antes mintieron o nos toman el pelo ahora.

Matar yemeníes o justificar la sierra mecánica de los saudíes troceando a   Khashoggi puede no importarles a los unos cuanto pero a un gobierno de izquierdas…debiera. Aunque fuera por decoro y por mantener las formas.

Se me ocurre pensar que no son los trabajadores la única preocupación del gobierno, aunque ya es mala suerte (para las víctimas de nuestras bombas) que coincida el descuartizamiento del periodista con las elecciones andaluzas:  los votos de Cádiz pesan en la balanza política. Como les decía, no creo que sean solo esas doscientas familias la principal preocupación del estado español (y digo estado al completo…entiéndanme, al completo) Mucho me temo que hay intereses ocultos en no molestar al primo saudí. Que oiga,  salió un poco aficionado a la casquería pero qué le vamos a hacer, paga jugosas comisiones y quiere  tiernamente a los primos Borbones. Observen las sonrisas encantadoras que le dedican nuestros monarcas al carnicero saudí ¡Seré mal pensada!

Lo que echo de menos, ya puestos con el tema, es a los adalides de la libertad, esos que viajaron a Venezuela a rescatar presos políticos y a dar su apoyo a los mismos, cosa harto loable  pero los vemos ahora  muy calladitos con el tema del consulado saudí. Yo les rogaría (más por su propia credibilidad que por el efecto de sus diatribas) que viajaran a  Riad y se pusieran enfrente del príncipe heredero a reclamarle la democratización de Arabia Saudita. Eso sí, si le ven salir con la sierra mecánica que corran, no fuera a írsele la mano y tuviéramos un problema. Porque o se es liberal o no. O se defiende la democracia o no. Claro que es más fácil defenderla en las calles catalanas, en los hoteles de Venezuela o en la prensa amiga que  en Riad ¿verdad Riverita y/o Gonzalez…?

 

María Toca

Sobre Maria Toca 520 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 Comentarios

  1. Articulo duro, duro. Verdades como punyos. La realpolitik en toda su cruda realidad. Triste ver que quienes creemos que manejan el.pais son metos titeres en manos de los poderosos, bancos incluidos. No coincido contigo en algunas cosas, pero en este caso suscribo cada letra de tu articulo. Gracias!!!

    • Gracias Daniel. En la vida no se puede estar de acuerdo en todo, eso hace dialogo. Me alegra que nos leas y que apoyes lo que te gusta. Un saludo y reitero mi agradecimiento. Y sí, el artículo es duro, porque lo que ocurre en este país es tremendo.

Deja un comentario