Rebeca West

Nacida con el nombre de Cecily Isabel Fairt, en Edimburgo en 1893.  Hija de Isabel y Charles que las abandonó apenas ella cumplía los ocho años, para hacer negocios en África, más tarde se arruinó y jamás volvió con la familia. A los diecinueve años, tomó el nombre  de Rebeca West de una heroína de la obra de Ibsen, Rosmersholm. Al poco tiempo de comenzar en la escuela se desencadenó una epidemia de tuberculosis por cuyo motivo abandonó los estudios reglados, pasando a ser autodidacta. A los dieciocho años comenzó su andadura periodística, trabajando en destacados diarios que buscaban con ahínco plumas femeninas combativas y renovadoras.

Las ideas sufragistas y socialistas prendieron pronto en ella, convirtiéndose en una feminista combativa que puso su pluma al servicio de la emancipación de las mujeres. Sus primeras novelas versan sobre los derechos de las mujeres, siendo quizá El Juez, la más destacada, donde muestra preocupación por la emancipación y los derechos de las madres solteras

En una ocasión hace una crítica corrosiva sobre la novela del escritor de éxito, H. G. Wells: Matrimonios, éste la invita  cenar y se enamora perdidamente de ella. Wells,  está casado, pero  mantienen una relación de más de diez años, tienen un hijo en común que él reconoce, Anthony Wells, escritor también. Continuaron la amistad durante toda la vida.

West, fue corresponsal de los juicios de Nuremberg,  enviando crónicas donde no solo contaba los hechos, sino que analizaba con precisión todo lo observado en los acusados. Luego viajó a Sudafrica para relatar el apartheid. Realizó la crónica sobre el juicio de los traidores británicos William Joyce y John Amery, que habían apoyado el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial , quedando visiblemente impresionada por ambos personajes. Hizo mucho más que una crónica de los sucesos, analizó con precisión el talante del traidor, del fascio inglés de la época. Los ensayos editados en esa época, muestran la preocupación casi obsesiva sobre el tema de la traición, Un tren cargado de pólvora (1955) y El nuevo significado de la traición(1964). Entre sus novelas destacan La extraña necesidad (1928), Harriet Hume(1929), La caña que piensa (1936), El surtidor rebosa (1956) y Caen las aves (1966).

Colaboró junto a Emma Goldman con el Frente Popular en la Guerra Civil Española, creando ambas el “Comité de Apoyo a Personas sin Hogar

Colaboró en los más prestigiosos periódicos del momento como Daily News, The Clarion (socialista) The New Yorker, The New Republic, Sunday Telegraph, entre otros, siendo una avezada comentarista política, a la que la gusta la controversia y el enfrentamiento semántico.

Su producción novelística es notable, haciendo análisis en cada uno de sus personajes de los temas que le apasionan, como el feminismo, el fanatismo o la traición.

Viajera y aventurera incansable, luchadora feminista, incansable pensadora y escritora, murió en Marzo de  1983 habiendo recibido honores como Dama Comendadora del Imperio Británico.

MariaToca

Sobre Maria Toca 276 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

  1. Me estoy preguntando que le pasa al pp, están alterado muy nervioso insultando a Podemos Psoe porque llegan a acuerdos para gobernar en comunidades o ayuntamientos. Ellos si pueden pactar con cs n.canarias con quien haga falta. No sera que le están viendo las orejas al lobo ya la gente no creen lo que han explotado durante mucho tiempo. El tema Venezuela cada vez se cree menos las mentiras de casado,Hernando y todos los fachas ahora están rabiosos y no hay elecciones. Habrá que echarse a temblar cuando se aproximen. Las falsedades que inventara el aparato propagandístico de la ultra derecha . Como dice el refrán y no soy católico que dios nos coja confesaos.

Deja un comentario