2 Comentarios

  1. Hola Patricia, acabo de terminar el documental y yo también conservo en mi mente una mezcla de horror y fascinación por el “personaje” en cuestión, que es capaz de irradiar ese carisma y servirse de él para lo mejor y lo peor..el perfecto prototipo de un psicópata. Otra conclusión, es que este tipo de persona abunda en nuestra sociedad más de lo que pensamos, en determinados perfiles públicos como la política. El propio Ted Bundy también hizo sus pinitos allí..Existen muchos modelos “atenuados” de este personaje y mi reflexión es que como sociedad, los estamos fomentando con algunas actitudes y conductas. Muchas gracias por tu entrada, me ha gustado mucho, porque además mi Marido y yo acabamos de terminar la serie de netflix hace unos días 🙂

    • Trasmito a Patricia sus amables palabras, que suscribo totalmente. Vivimos en una sociedad donde esas psicopatías (aunque atenuadas, como apunta) casi diría que son norma. Gracias por sus palabras y por la lectura.

Deja un comentario