Historia resumida del anarquismo.

Comienzo el artículo haciendo confesión o auto de fe.  Hace unos meses leí el libro de Leopoldo Padura: El hombre que amaba a los perros, sobre la enorme figura de Trostky.https://www.lapajareramagazine.com/la-revolucion-truncada-por-el-piolet-80-anos-de-la-muerte-de-trosky Me quedé fascinada por el personaje y decidí hacer una investigación y posterior artículo sobre él que publicamos en el aniversario de su muerte. Comparto el magazine en diversos grupos, algunos de ellos de corte anarquista y fueron tantas y tan duras las críticas recibidas, no tanto al artículo como al personaje, y los comentarios de cómo aplastó la rebelión del Kronstadt ucranio que decidí   profundizar en las acciones que  referían mis lectores anarquistas.

Hemos de confesar que sabemos  algo de comunismo, socialismo, liberalismo, capitalismo… pero poco y mal sobre  anarquismo. Desgraciadamente han calado los tópicos interesados  que la describen como ideología violenta, con personas integrantes relacionadas con atentados sangrientos que la distorsión ha dado paso a la  realidad de una filosofía política. Nada más lejos de la verdad.  Los motivos de esta mala prensa son variados, fundamentalmente pensamos que existe  un complot de silencio interesado sobre las ideas libertarias. Un complot en el que, enemigos irreconciliables, como el comunismo y el capitalismo han aunado fuerzas. Casi diría que ha sido mayor la represión bolchevique hacia la idea anarquista que la de la sociedad capitalista, siendo ésta fuerte, sin duda.

¿Por qué existe este complot? Posiblemente porque el ansia de libertad, de comunidad social, de compartir fraternamente está imbricado en el alma humana y es mejor castrar la idea inicial con las opuestas. Nada mejor para controlar a un pueblo que hacerle obedecer consignas, estatalizar fuerte y hacer del liderazgo religión. Y eso se da en ambos extremos del hilo político.

Quizá las sociedades primitivas, fueran comunas libertarias con el axioma: De cada uno según sus facultades; a cada uno según sus necesidades , frente a la pertenencia de los bienes de producción por el estado (comunismo)  o por los mercados (capitalismo).

Las acusaciones de crímenes horrendos, las condenas, en su mayoría injustas, sin prueba o con ellas falsas, en juicios prevaricados,  preparados para la condena nos llevan a creer que el demonio engendra el ideal libertario, cuando es justo al contrario. Desde las primeras comunidades cristianas que se regían con un sistema cercano al anarquismo pasando por diversos experimentos frustrados o no, hay pruebas de la contundencia del mensaje libertario y de la esperanza que sostiene. Hay y hubo experimentos sociales exitosos y fructíferos a nivel social  de comunismo libertario que más abajo examinaremos.  En la actualidad  existen sociedades religiosas respetadas como los cuáqueros, menonitas, algunos anabaptistas y los movimientos Yiddish en los kibutz de marcado acento libertario.

El germen del ideario anarquista parte de ideas roussonianas, del buen salvaje. Juan Jacobo Rousseau opinaba que el ser humano es intrínsecamente honesto, nace limpio de pecados sociales siendo la misma sociedad quien inculca el egoísmo y las malas prácticas comunes que deforman al individuo.

La Comuna de Paríshttps://www.lapajareramagazine.com/louise-michel hizo una revolución con las ideas libertarias, con el fracaso que nos cuenta la historia. El germen del idealismo que llevó a los comuneros a movilizarse de forma heroica quedó y fueron varios los que  progresaron en la idea libertaria con fe, luego  la estudiaron y la pusieron en práctica.

 

Antes de seguir debo diferenciar el matiz que existe entre la filosofía política del anarquismo y de la idea libertaria. Los/as expertas definen como anarquista a la persona que ha leído a los clásicos teóricos de la teoría política, tales como Kropotkin, Falbi, Faure, Malatesta, Volin, Bakunin, Cafiero, Goldman…entre otros. Además de estas lecturas, el/la anarquista se adscribe a una forma de vida, como la democracia directa, el asambleísmo, la ecología y un total y absoluto  desprecio por el poder. Al poder de todo tipo. Mientras las personas libertarias, no han leído a los teóricos pero se adscriben a la forma de vida y de entender la sociedad de forma anarquista.

 

La idea anarquista prendió, principalmente, en zonas industriales como protesta y hartazgo ante las jornadas de incansable trabajo, la explotación inhumana y la despiadada forma de entender las relaciones laborales.

Hubo un ministro español, de apellido Bravo que dijo: “España no necesita personas que sepan leer y escribir, sino bueyes que trabajen”.  La frase era una  respuesta a las ideas de Ferrer y Guardia, al que luego volveremos, de culturizar al pueblo español. Esa frase descriptiva  define a las claras las relaciones laborales y sociales del siglo XIX y de la primera mitad del XX, salvo el lapso de la República que algo  hizo al respecto, entre otras cosas las colectivizaciones libertarias que luego estudiaremos https://www.youtube.com/watch?v=TUHLrYluhXw y la lucha sindical de CNT, UGT .

También fueron sensibles ante la idea anarquista las poblaciones agrarias no solo del agro español. Veremos que en Ucrania,  se dieron similares condiciones que en determinadas zonas de España para que prendieron las ideas anarquistas con facilidad.

Había una desconfianza absoluta hacia el poder que solo visitaba el campo para expoliar a la gente humilde en sus cosechas, cultivos o crianza animal con recaudaciones abusivas.  También se dio una desvinculación total con la sociedad modernizada de espaldas al campo cosa que hizo que se formara en los individuos una ciega desconfianza a todo tipo de poder o de organización gubernamental. Por eso prendió la idea de colectivizar, de hacer comuna, quizá porque en las sociedades pequeñas, ruralizadas, se venía haciendo de forma natural desde el ancestro. Imaginamos a las primeras comunidades humanas organizarse de forma asamblearia, cuidando de enfermos, débiles y viejos, aportando cada individuo según su capacidad y repartiendo según la necesidad, máxima anarquista por excelencia, como hemos dicho.

Ciudades y pueblos de la España profunda, también en la población agraria   ucraniana  se unieron a esta esperanza, que no fue tan frustrada ni frustrante como nos han querido hacer ver.

Volvemos a citar a Anastasio  Ovejero:

Para las concepciones ideológicas de los anarcosindicalistas, una colectividad era el grupo de trabajadores que, agrupados libremente y por afinidad, constituían la unidad básica de un nuevo sistema de organización social: el colectivismo. Este sistema, basado en la propiedad colectiva —que no estatal— y en la federación económica, era el único que según sus concepciones, podía lograr, por un lado, la emancipación de los trabajadores

No existirá, por lo tanto, la propiedad particular más que en usufructo de aquello que cada cual necesita, como la vivienda, los vestidos, los muebles, las herramientas de oficio, la parcela de huerta que se le deje a cada vecino y el ganado menor o las aves de corral que quiera tener para su consumo y distracción. Todo lo que exceda de las necesidades podrá ser recogido en cualquier tiempo por el Municipio, previo acuerdo en Asamblea, pues todo lo que acumulamos sin necesitarlo, no nos pertenece, ya que lo sustraemos a los demás. La Naturaleza nos da un título de propiedad sobre lo que necesitamos, pero lo que excede a nuestra necesidad no podemos apropiárnoslo sin cometer un despojo, sin usurparlo a la propiedad colectiva”. (Puente, 1935/1975, p. 21

 

Hay una  constante dentro del movimiento anarquista que nos intentan reflejar como violento,  siempre cercano a la bomba, al atentado político y es  el amor por la cultura. Siempre que hay colectivización hay escuela. Cuando prende la mecha libertaria, al momento, se forma una biblioteca o un ateneo. Les  invito a investigar lo que digo, en cualquier punto donde tengan acceso a una biblioteca o un ateneo, pregunten quién y por qué se originó. Verán que la filosofía libertaria no anda lejos.

A tenor de lo que apunto,  dentro de este contexto, les traigo la figura de  Ferrer y Guardia que fue un hombre de campo,  de formación autodidacta hasta que  a medida que fue conociendo la realidad social y  le llegaron por diversos medios el ideario anarquista diseñó la  Escuela Moderna, donde se enseñaba sin presión, sin castigos guiando de forma natural y horizontalmente  a los niños hacia el conocimiento. Sus ideas prendieron pronto. Financiado por la herencia de una adinerada francesa que le dejó su patrimonio, puso en práctica el ideario creando escuelas que desarrollaban su metodología. El atentado a  Alfonso XIII  el día de  su boda por un anarquista cercano a Ferrer y Guardia, Mateo Morral, le pone en el punto de mira de las autoridades que, como no podía ser de otra manera, miraban con desconfianza que se educara a ciudadanos libres que pensaran de forma personal. Francisco Ferrer y Guardia nada tuvo que ver con el criminal atentado de Morral, ni con los hechos de la Semana Trágica de Barcelona que le intentaron implicar , pero el Estado decide imputarle ya que resultaban molestas y peligrosas  sus ideas que parecían triunfar. Es condenado a muerte y fusilado en 1909, a pesar de las  grandes protestas internacionales que no consiguen que se le perdone la vida.

En esa misma línea están las falsas acusaciones a la Mano Negra, asociación andaluza que realizó atentados,   hoy sabemos, sin duda, que fueron montajes de los caciques en complicidad con  la Guardia Civil para desacreditar los movimientos que cundían en el campo andaluz y extremeño. Hacemos notar que en esas zonas los aparceros del latifundismo  vivían en régimen de esclavitud total, sus cuerpos y energías pertenecían a los amos que parasitaban al pueblo (los bueyes, que decía el ministro Bravo).

Se descabezó y desacreditó al movimiento libertario, como se hizo tantas veces, pero la llama había prendido quizá porqué no había que correr mucho para buscarla, sino como decía Buenaventura Durruti, “estaba dentro del corazón humano“.

Les dejo un texto sacado de Correjero, catedrático de la Universidad de Valladolid:

Más en concreto, añade el propio Carrasquer, Siempre se nos había dicho, de manera repetida y en todos los tonos, que éramos unos utópicos; arguyendo en pro de ese calificativo que como proyecto político el comunismo libertario era impracticable dadas las imperfecciones del ser humano y la complejidad de una sociedad cuyos desajustes, vista la rapidez con que se producen, exigen estructuras de control cada vez más estrictas por parte del Estado, y de ahí que una sociedad libertaria sólo podía existir en la mente de gentes bien intencionadas pero ilusas y carentes de sentido práctico. (pp. 217-218) Por tanto, Lo que sorprende o debería sorprender al estudiar con rigor aquellos hechos, es la capacidad de auto organización que demuestran obreros y campesinos, iletrados en su mayoría; la eficacia en satisfacer por ellos mismos sus necesidades, máxime en tiempo de guerra; el talante profundamente libertario con el que acometen la convivencia colectiva, sin imponer a nadie la revolución y respetando las minorías disidentes, fueran estas del tipo que fueran. ¿Cuándo se ha visto una revolución de este tipo? (Carrasquer, 1978, p. 9). Pero esa experiencia histórica adquiere una mayor importancia

 

Quiero recordar que  la celebración del Primero de Mayo, tiene su origen en  los mártires de una huelga en Chicago que realizaron en 1886. Fueron condenados injustamente (como no) a muerte por encabezar la lucha obrera.  Tanto la huelga como los obreros detenidos y ajusticiados en un juicio sin pruebas, ni defensa, eran anarquistas. Por tanto, le debemos el 1 de Mayo al anarcosindicalismo…

En Barcelona fueron los anarquistas junto a un incipiente socialismo quienes encabezaron todas las protestas entre las empresas textiles. La contestación empresarial no se hizo esperar. A las huelgas y paros de los trabajadores respondieron, primero con despidos, luego con matones, formando el somatén que asesinaban sin piedad a los cabecillas de las rebeliones. Los primeros años del siglo XX,  los trabajadores poco dóciles, mayoritariamente anarcosindicalistas,  vivieron con terror  ya que sus vidas tenían precio: el de su rebeldía.

Vamos a dejar un poco de lado al movimiento anarquista español, para hablar de algo que quizá sorprenda.  Fueron las ideas de Kropotkin y de Tolstoi quienes inspiraron al sionismo de izquierdas (y no tan de izquierda) en los fundamentos primigenios de la conformación del movimiento Kibutz. Las ideas de los pensadores nombrados, prendieron en Joseph Trumpeldor y más tarde en Aharon Shidlovsky, Kvutrzat Kimeret, Martin Buber que por 1938 se instalan en Jerusalén. Los principios de estos iniciadores, eran marcadamente pacifistas y biculturales propiciando un estado binacional palestino/judío. Algunos de esos promotores eran agnósticos, pero otros, practicaban la Kabbalah y el judaísmo jasídico, como Yehuda Ashlay, rabino que en 1950  proveniente de Polonia, junto a un grupo de emigrantes polacos conformaron un grupo anarquista en Tel Aviv. Más tarde, en 1958, Abba Gordin marcha a Israel y funda en Tel Aviv un círculo anarquista Yiddish.

Como dije anteriormente, uno de los influjos más importantes de estos grupos fue el gran escritor ruso León Tolstoi, que fundamentó una filosofía libertaria basada en el cristianismo primigenio que practicaron, entre otros,  Dovtoievski, Cavannaugh, Ernesto Sábato, Gandhi, Martin Luther King. Hoy los cuáqueros y algunos cristianos más, como decíamos al principio,  siguen propiciando una forma de sociedad cercana a las colectivizaciones anarquistas.

En Ucrania hubo un movimiento muy importante a finales del siglo XIX y principios del XX. El campesinado ucranio desde el ancestro estaba acostumbrado a la autogestión,  practicaba una suerte de colectivización en las ricas tierras campesinas del agro ucraniano. Tenían un sentimiento ancestral de desconfianza hacia el gobierno, cualquier gobierno, porque solo se acercaban a sus feudos para reclamar impuestos y arrebatarles los frutos de su trabajo.

Sería largo de explicar el proceso de luchas intestinas entre los mencheviques y bolcheviques que se dieron en el suelo ucraniano, hasta surgir la figura mítica de Néstor Maknó. Líder del campesinado ucraniano de ideario anarquista que organizó, además de un ejército  que luchó con heroísmo y en inferioridad de condiciones, contra varios contendientes, pactó con los bolcheviques, se unió a ellos en algún momento para luchar contra el enemigo común -las tropas blancas  zaristas- y recibió como pago la traición de los bolcheviques y la destrucción de la triunfante sociedad colectivizada, por las tropas del Ejército Rojo, al mando de las que se encontraba, León Trotsky,  de ahí el enfado de mis amigos anarquistas al biografiarle con cierta subjetividad.

Trotsky fue implacable en Ucrania, barrió, según sus propias palabras, con escoba de hierro la sociedad libertaria y colectivizada tornando la bota soviética a socavar a la sociedad ucraniana. No tuvo piedad con el levantamiento del Kronstadt. Y ahí acabó el experimento de años del campo colectivizado, de sociedad igualitaria, de asambleísmo, de escuela popular y de democracia directa. Enterrada por la bota bolchevique.

La revolución Magnovchina , encabezada por el carismático líder Néstor Maknó,  hace apología y extracta el puro anarquismo, con su máxima: Ni Dios, ni Patria, ni Patrón.  Durante las diversas guerras en las que se vio inmerso -fue el terror del ejército austro-húngaro con sus terroríficas tachankas, -eran carruajes con ametralladoras, donde iban tres soldados- y con un ejercito horizontal, sin mandos ni ordenes, donde los soldados luchaban con heroísmo por el sueño de la libertad real.

Sus hazañas en los frentes de batalla fueron legendarias, ocasionó derrotas con la decima parte de hombres que sus enemigos. Si tomaba prisioneros, jamás fusilaba a la tropa (evidentemente no tenía la misma piedad con los mandos o con terratenientes y aristócratas que fulminaba al momento) tampoco los encarcelaba, los dejaba en libertad después de aleccionarlos sobre anarquismo y les llenaba de libros. Muchos de los soldados enemigos se unían a las tropas del Ejecito Negro, magnovista con entusiasmo. No había mandos militares en su ejército, ni disciplina militar, los hombres le seguían con devoción porque luchaban por la libertad en igualdad de condiciones.

Hay controversias con la biografía de Néstor Maknó, los historiadores soviéticos, lógicamente, le han tratado de bandolero  acusándole de desastres variados, pero historiadores y la propia biografía de Makno demuestra que fue amado con veneración por su pueblo y su ideario respetaba de forma coherente la hermandad anarquista. Durante los años en que pudo organizar los territorios liberados, se impuso una revolución libertaria equitativa y justa.

 Dieciséis días duró el sueño de una comuna opuesta al regimen bolchivique sovietico. La rebelión se produjo en Mayo de 1921 y durante los pocos días que vivieron antes de ser derrotados la utopía se hizo realidad. Quedaría en los sueños de muchos anarquistas el experimento del Kronstadt.

http://www.jesusaller.com/nestor-majno-el-hombre-y-el-mito/

Maknó fue derrotado por el Ejercito Rojo. Herido de gravedad huyó  por Europa. Se dice con ironía que no hay país  europeo donde no estuviera preso. Murió en París, años después, como buen anarquista: pobre, joven y tuberculoso.

En España,  como hemos dicho, víctima de un feudalismo solapado, del cerrilismo de unos terratenientes impermeables a cualquier cambio que supusiera mejoría en las condiciones de vida de los aparceros, prendió la mecha anarquista que ya venía encendida de antes, durante la República. Fue después del triunfo del Frente Popular, y más después del golpe que propició la Guerra Civil, cuando comenzaron las colectivizaciones campesinas. En Aragón no solo surgieron de forma  espontanea sino que fueron bien recibidas por la casi totalidad del agro. No así en Catalunya, donde la CNT tuvo que claudicar y compatibilizar las cooperativas colectivizadas con campesinos individuales. En su mayoría fueron respetadas ambas posturas, colaborando en la producción y venta de las cosechas pero, lógicamente, los individuales no votaban las decisiones de las colectividades.

Quiero aportar los datos que nos ofrece  el exhaustivo trabajo, que recomiendo leer en su totalidad, de LAS COLECTIVIDADES LIBERTARIAS EN ESPAÑA (1936-1938): UN CASO DE AUTOGESTIÓN OBRERA ÚNICO EN LA HISTORIA MODERNA LIBERTARIAN COLLECTIVISATIONS IN SPAIN (1936-1939): A CASE OF WORKER SELF-MANAGEMENT IN THE MODERN HISTORY Anastasio Ovejero Universidad de Valladolid; tasio@psi.uva.es  que nos demuestra  el éxito de tales comunidades.

“Veamos un caso concreto, como botón de muestra, la colectividad modélica de Graus (Huesca), pueblo de 700 habitantes de los que 530 pertenecían a la colectividad. El periodista socialista Alardo Prats, que, en mayo de 1937, visitó esta colectividad, cuenta lo que vio: “Todos trabajan y comen, y todos, por igual, tienen sus necesidades cubiertas. (Todo ha sido colectivizado): Ferretería de la Colectividad, Despacho de comestibles de la Colectividad, Fonda de la Colectividad, Herrería de la Colectividad, Molino de la Colectividad. Todas las expresiones materiales, morales y económicas del pueblo están aglutinadas en el todo de la Colectividad. El trabajo está dividido. Cada gremio, en asamblea, lo marca a cada colectivista.

Se pensará que estas Asambleas de gremio son un vivero de discusiones. Se habla muy poco. Porque cada uno sabe su obligación y no la rehúye. Los hombres mayores de sesenta años están eximidos de la obligación del trabajo […] Entonces, los viejos, en asamblea, acordaron trabajar. Era necesario trabajar para no ser una carga onerosa para los demás colectivistas y para contribuir a levantar al pueblo de su postración, al objeto de situarse a la cabeza de la producción entre los demás pueblos de los alrededores […] Cuando un colectivista decide casarse, se le da una semana de vacación con los haberes corrientes, se le busca casa —las viviendas también están colectivizadas— y se le facilitan muebles por medio de la correspondiente cooperativa, cuyo valor amortiza con el tiempo y sin ningún agobio. [ …] Los niños son objeto de especialísimo cuidado y de la atención permanente de la Colectividad. No trabajan hasta los catorce años, por ninguna razón ni excusa. Ha terminado la explotación del niño por los propios familiares, obligados en otro tiempo, las más de las veces, por la miseria de los hogares donde nacieran, a abandonar las tareas escolares antes de tiempo. Las madres y, sobre todo, las mujeres en trance de ser madres, son objeto asimismo de especial trato, sobre todo en el periodo de la lactancia. Están relevadas de todo trabajo. Las jóvenes todas trabajan en los talleres en donde cosen y confeccionan prendas para los combatientes, en los campos, o en las oficinas. Graus toda es una colmena de gentes laboriosas y abnegadas, regida por los toques de sirena, que marca las horas de trabajo y de descanso a todos los vecinos […] Todo está perfectamente organizado. Cada rama de la producción tiene su fichero con los datos exactos de su desarrollo y de sus posibilidades al día, a la hora. […] Esta organización ha facilitado todas las mejoras realizadas por la Colectividad: junto al pueblo se ha levantado una granja modelo para el ganado de cerda, que alberga cerca de unos dos mil animales de distintas edades y razas […] Cuando llegue el invierno cada vecino de Graus tendrá un cerdo, como una de las bases de su subsistencia. La granja está montada con arreglo a las exigencias de las más modernas instalaciones. Los animales tienen duchas y todos los cuidados que el tratamiento científico del ganado requiere. Pregunté a los compañeros que están al cuidado de la granja y a los que la han montado, de dónde tomaron el modelo. Me afirmaron, sin darle gran importancia, que al iniciarse esta obra, estudiaron y discutieron detenidamente distintos modelos y que optaron por fin por un modelo norteamericano, igual al de las granjas porcinas de Chicago. En otro punto de las afueras de la población ha sido levantada otra granja avícola, dechado de organización y laboratorio de experiencias muy satisfactorias […] Las más varias especies de aves domésticas se agitan en los departamen213 Las colectividades libertarias en España (1936-1938) tos de la granja. Cerca de diez mil ejemplares piensan tener un pleno rendimiento para el próximo otoño. Ahora albergan los pabellones de la granja seis mil. Todo es nuevo y magnífico. Todo ha sido instalado con arreglo a las exigencias más agudas de la técnica y de la experiencia de esta técnica […] Graus atiende, en gran parte, las necesidades de una colonia de niños refugiados, con sus maestros, instalada en un gran palacio con dilatado jardín cercano a la población. Mima y atiende a cerca de cien niños y niñas, procedentes de las zonas de guerra de Madrid, del Bajo Aragón y de otros lugares cercanos a las líneas facciosas. Mantiene a más de cincuenta refugiados. (Tomado de Peirats, 1978, Vol. I, pp. 287-289)”

Añadimos ahora la información sobre colectivizaciones en Catalunya

“Las asambleas eran públicas, abiertas a todos los habitantes; las objeciones, las proposiciones, eran debatidas ante todos, pudiendo cada cual, lo mismo que en las asambleas sindicales, tomar parte en los debates, criticar, proponer, votar en pro o en contra. La democracia se extendía a toda la vida social. En la mayoría de los casos, los mismos individualistas, enemigos de las colectividades, podían participar en las deliberaciones. Sólo que no podían votar, puesto que no formaban parte del organismo cuyas actividades se decidían”. (Leval, 1972, pág. 239)

 

Con  este texto de un testigo presencial y  neutro, se demuestra otra vez, la falacia del relato de que cualquier experimento libertario fracasa. No solo no es así sino que es precisamente su éxito el que hace que el poder (cualquier poder, como hemos visto) se ponga en guardia y arrase con el experimento.

Otro  ejemplo sintomático del triunfo de estas colectivizaciones nos la ofrece la incautación de las fincas al conde de Romanones, político y gran latifundista español del siglo XIX y XX, que explotadas en colectivización en la provincia de Guadalajara aumentaron su producción en un 100 por 100.

Durante la guerra civil,  las colectividades aragonesas, a las que  el gobierno republicano envió al ejército, cuyo mando tenía Líster, para ser arrasada y  encarcelar a los integrantes,   descabezando al movimiento libertario. Se acusa a estas comunidades de “forzar” al campesinado, cuando carecían de milicias para presionar o amedrentar a  los campesinos quienes se adentraron en la nueva sociedad con el entusiasmo de quien labra un nuevo futuro. Observamos, que de estos hechos, hay versiones diferentes en función de la ideología del historiador cosa que constatamos y hacemos notar.

En Barcelona se vivieron grandes colectivizaciones de empresas, tiendas, peluquerías, bares…Se colectivizó casi todo, durante los primeros meses de la guerra, ya que la CNT y la FAI, eran masivamente seguidas y tenían una fuerza hercúlea  en la sociedad catalana forjada por las luchas sindicales de los años anteriores. Merecen mención las publicaciones surgidas a tenor del movimiento como Mujeres Libras,https://www.lapajareramagazine.com/mujeres-libres-y-feminismo-anarquista-historia-de-un-adelanto de la que hemos dado buena cuenta en anterior articulo.

Como ocurrió en Aragón, el ejercito al mando de los comunistas y bajo supervisión del gobierno de la República y de la Generalitat, arrasaron con los sucesos de Mayo en Telefónica (en donde curiosamente, olvidando los sucesos del Kronstadt ucranio, se unieron los trotskistas del POUM y los anarquistas de CNT en la lucha común frente al comunismo)  descabezando las incautaciones que poco antes hizo el movimiento anarquista.

 

Se enfrentaron en dichos lugares dos filosofías políticas, dos formas de entender la vida. La que cree que al ser humano hay que direccionarlo, dirigirlo, marcarlo por un estado fuerte y la que piensa que es la colectividad la única capaz de autogobernarse con acierto y que no hay estado, ni líder capaz de dirigir al pueblo. Un concepto del poder vertical, frente a la horizontalidad del anarquismo.

Noam Chomsky (1969)  calificó de éxito sin precedentes a las colectivizaciones realizadas en España. Agustín Souchy (1937/1977) las consideró el experimento social más significativo del siglo XX, y Gaston Leval (1972), que, al igual que Souchy, vivió aquellos acontecimientos, las vio como la realización más importante de la historia social de la humanidad, según nos cuenta en su magnífico trabajo, Ovejero.

Por último, indicar que el gran estallido de los últimos años, tanto el 15M español, como la Primavera árabe, y  Occupy Wall Street, han sido movimientos autogestionados de clara ideología libertaria. Eran colectivos de gente que de forma espontanea y sin liderazgos encabezó , primero la rabia, luego la postura política, el debate y por último la relación entre personas de forma diferente. No sabemos aún –falta perspectiva histórica- la virulencia y el influjo de estos movimientos de masas en nuestro futuro. De momentos han sido ahogados, en algunos casos, por sus propios integrantes, que  monopolizaron la ideología descafeinándola y despojándola de su verdadera intensidad.

Muchas creemos que la fuerza interior de los seres humanos, nos conducirán, o bien hacia sociedades  libertarias, igualitarias, feministas, ecológicas y equitativas…o al desastre . Nos tememos que las soluciones intermedias, como capitalismo liberal, social democracia, comunismo, fascismo, han hecho imposible la convivencia y la pervivencia del mundo y de la sociedad tal como la conocemos.

 

María Toca Cañedo©

Enma Goldman

Lucía Sánchez Saornil

Ana María Segi, escritora, deportista, anarquista y lesbiana.

DIÁLOGO SOBRE EL ANARQUISMO. EL PODER DE LA COMPASIÓN

Caso Scala: jaque mate al anarquismo español

Federica Montseny

 

 

 

Sobre Maria Toca 923 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 Comentarios

    • Gracias José Francisco por tu aportación que cubre la laguna del artículo. Como ves, tiene una gran extensión, demasiado para un magazine digital…intenté comprimir la información y por eso se quedaron cosas. Si en algún momento quieres escribir algo sobre el tema encantadas te lo publicamos, aunque venga de otro medio. Un abrazo y reitero agradecimiento.

Deja un comentario