Homenaje a Antonio Ferres

“Émpecé a escribir a los 5 años y desde entonces no he parado.Como era un niño pobre escribía palabras sobre la tierra”.

Estas son las declaraciones de Antonio Ferres en el homenaje que se le rindió en el Instituto Cervantes de Madrid los días 12 y 13 de  Junio de 20182 y ,  organizado por las universidades de Pau, Zaragoza y Saint Louis University. Un escritor olvidado e imprescindible, ejemplo humano y literario de coherencia.

A sus 94 años Ferres es el único representante de un grupo de escritores que en la época del franquismo pusieron lo social como motivo central de su obra, sin renunciar por ello a hacer literatura.

La vida de Ferres ha estado llena de miedo, hambre y palabras.

Versos y cuentos siguen saliendo incesantemente de su boca, los envía por correo electrónico a sus amigos, son regalos fantásticos, como las obras que ha dedicado a todos los esclavos, perdedores y las víctimas de este mundo.

Y prácticamente en sus últimos años de vida, este escritor recibe muy emocionado el homenaje de quiénes lo leemos, sorprendido por el lirismo, las interpretaciones y las ideas que nos despiertan sus obras, emocionado de que “que quede” algo para el futuro de lo mucho que ha escrito.

Desde que en 1959 publicara  LA PIQUETA, ” una metáfora sobre la indefension del hombre, sobre la lucha de los más humildes contra la injusticia y la opresión”, la suerte le volvió la espalda y tuvo que marcharse de España y ganarse la vida en Estados Unidos dando clases de español. Su vida viajera de exiliado político y económico le llevó también a Francia, México, y Senegal.

A su regreso a España en 1976, las cosas no le fueron mejor. Pero todas estas circunstancias de la vida las recuerda Antonio Ferres sin ningún resentimiento, y hoy en día las relata con humor , ironía y un rostro de anciano ilusionado con la vida.

Y está acompañado siempre por sus amigos y por la literatura. Un hombre ascético, poco dado a la grandilocuencia y todo un ejemplo vital, que acude diariamente a una tertulia en la que habla de libros e ideas, que pasea con su bastón y su sombrero y que sigue solidarizándose con los vencidos y los oprimidos. Un hombre libre, que ha dicho siempre lo que pensaba y que no quiere tener ninguna atadura; por eso dijo que ni siquiera su gran amigo, el poeta Ángel González, pudo convencerle de que se comprara una casa en propiedad.

Antonio Ferres sigue teniendo ilusiones y proyectos literarios y actualmente la editorial Gadir está publicando toda su obra y los nuevos libros de poesía y prosa que está escribiendo.

Sus libros de viajes, sus novelas, sus cuentos y varios poemarios son la prueba palpable de un escritor comprometido y lúcido que tiene mucho que decir en el mundo actual.

Raquel Gutiérrez Sebastián

 

Sobre Gutierrez Sebastián 2 Artículos
profesora del Departamento de Filología de la Universidad de Cantabria

Sé el primero en comentar

Deja un comentario