Hoy duele España

No creáis que este artículo se hace con gusto. Al contrario. Da mucha pereza. Diría que siento una mezcla entre rabia, cansancio y dejá vu. Acabo de ver la grabación de la suspensión de la charla que Anna Gabriel daba en Vitoria,  https://www.youtube.com/watch?v=d3hcxj6P5tI  como entraban la policía a suspender el acto, con sus chalecos y la artillería pesada que se lleva a disolver trifulcas. Me embarga la desazón de asistir a una debacle democrática, como nunca hasta ahora. ¿Cómo hemos llegado a tal cumbre de estupidez? Imposible saberlo. Me reconozco inútil para el análisis de los hechos que acontecen.  No puedo entender como gente supuestamente letrada y con cierto bagaje cultural (supuesto) puede caer de forma tan aguda en una estulticia rayana en el suicidio político.

Las imágenes de una policía entrando en un recinto privado, rompiendo el dialogo, nos trae recuerdos vagos, casi de color sepia, remozados por la serie Cuéntame, de aquellos años setenta donde correr delante de los grises, ser rociados con agua por las lecheras y enfrentarse a una policía que no se había sacudido el yugo de la dictadura, era común y diario. Nos recuerda el tiempo donde hablar era delito y opinar se convertía en riesgo recurrente. Y me aburre, porque lo hemos vivido, creíamos que estaba superado. Creíamos que la lucha era en otros frentes: la corrupción, el paro, esos canallas de camisa planchada y sobres en el sobaco que nos han esquilmado. Creíamos que nos robaban pero que hablar sin gritos y en recintos privados, se podía.

 

Si algo está demostrando a las claras el proceso catalán es la falacia de sistema que teníamos. Como otros sucesos nos desenmascararon a la Monarquía, esto que ocurre ahora, desentraña hasta la médula el sistema caduco y mentiroso que creíamos democrático. Se nos está cayendo en pedazos la inocencia y creo que no tiene remedio.

Sacaron la  ley Mordaza que amedrentó a base de multas incendiarias a quien osaba protestar. Callamos. Hoy sacan a cipayos a la calle para callar a gente que habla, que escucha, que quiere entender. Y los callan. En Murcia han dado leña a vecinos que protestaban por una vías de tren que atraviesan las calles.  Como entonces, la protesta se combate a guantadas sin piedad.

Vuelven las lecheras, que esta vez son modernos blindados o tanquetas, a requisar fotocopiadoras, urnas, pasquines, imprentas. Y casi, casi, si no fuera tan triste, nos daría la risa. Porque hay que ser muy melón (disculpen la expresión, creo que es la exacta) para pensar que así se combaten las ideas. ¿Se puede ser más tonto? Sí, y vivir en Moncloa. No comprenden, imbéciles, que el sentido patriótico es una emoción y las emociones se llevan mal con cualquier prohibición. Jamás ha dado buen resultado prohibir, porque hacen ustedes que el objeto prohibido sea deseado, ansiado con el doble de interés.

No quiero imaginar la alegría que sienten ahora mismo los promotores del independentismo, porque están haciendo ustedes de unos tipos mediocres, héroes; de unas ideas caducas, el colmo de la progresía. Están consiguiendo que el pueblo catalán identifique al independentista con el proscrito, con el bueno. Es más, estoy casi segura que  casi toda la progresía nacional (de la nación española, a esta altura hay que puntualizar) estamos caminando a paso agigantado hacia el derecho de autodeterminación de los pueblos de España. Porque, nos han posicionado sus errores, sus trifulcas de matón de barrio, sus bravuconadas de macho en celo patrio.

 

Hice hace días un artículo que encabezaba con el título: Cataluña duele. Abjuro la frase. Ahora lo que de verdad duele es esta España proscrita y cejijunta que ustedes y los cobardes que lo hemos consentido, potenciamos. Duele esta España que roba y quiere tapar la boca de quien habla con la legítima sentencia de decir lo que piensa y lo que quiere, sin obligar a nadie. Con vuestra estúpida y nefasta política nos habéis posicionado, porque estamos dejando la neutralidad. Y lo más peligroso, estamos dejando la inocencia en el anaquel de lo inútil. Abrís la caja de Pandora que no sabemos a dónde nos llevará. Estoy segura de que este sistema mentiroso, absurdo y pretencioso que trajo la Constitución del 78 con tantos años de tranquila calma, está muriendo ahora mismo. Lo habéis matado vosotros, estúpidos gañanes que no sabéis ni presidir una comunidad de vecinos porque hacer política es otra cosa. Hacer política, es escuchar, adelantarse, pactar, configurar un tratado donde se aúne los sentimientos encontrados, donde todos pierdan un poco para que el común, gane. Y de eso, no tenéis ni idea, porque tenemos la desgracia de ser gobernados por los más tontos de la clase, por los que fracasaron haciendo la rayuela en el colegio.

Hoy, decimos con pena: duele España y el remedio es sacaros a gorrazos, más por mediocres que por ideología, de verdad.

María Toca

Sobre Maria Toca 292 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

  1. Me gusta el comentario, pero no puedo dejar de preguntarte o preguntaros, a ti y al resto de españoles, como es posible que durante años no hayáis dicho absolutamente nada, de lo que estaba ocurriendo en Catalunya. Habéis estado muy callados, mientras este nefasto partido que nos (des)gobierna e negaba a negociar, no cumplía con ninguna de sus obligaciones con Catalunya. Una prensa totalmente vendida al poder, un T. constitucional al servicio del poder. Y el pueblo, dónde estaba?
    Nosotros ya nos hemos ido. Será ahora, será más adelante, pero ya no estamos. Nos habéis echado.
    Gracias

    • Aún haciendo autocrítica, Tina, te aseguro que muchas nos hemos preocupado de Cataluña y de otros problemas que nos afectan. No es bueno identificar a un pueblo con un gobierno. El PP representa a sus votantes, y poco. Por otro lado, el nacionalismo catalán ha pactado a veces con gobiernos espurios.Te aseguro que muchas criticamos los desmanes que han hecho.
      Siento rabia, pena y dolor por tanto y un aprecio infinito por Cataluña. Gracias por tu colaboración en@LaPajareraMgz

  2. Maria me encanta tu escrito, tu castellano. Hace años que dejé de leer i escribir en Español, tomaba apuntes en la facultad con traducción simultànea al catalan, el resultado es que mi castellano es lo peor. En cuanto al contenido, en mi humilde opinion de periférico España, tiene déficits históricos paso del feudalismo a la era moderna sin revoluciones agrarias, sin cortar cabezas. Hoy la sociedad sigue siendo la de antaño los de arriba que hacen lo que quieren y los de abajo que les rien la desvergüenza. Aqui un alcalducho puede decidir por ejemplo que en un lago (dentro del municipio) solamente pueden navegar los vecinos del pueblo y el resto refunfuña pero no pone a este señor contra las cuerdas. (esto passa en Banyoles). El PP forma parte del esperpendo pero a los independentistas nos ha hecho grandes favores, el primero decir la verdad sin tapujos, y de aquí al cielo. España deberia ser repúblicana (nuestros abuelos asi lo decidieron antes del 36), alguien intento cambiar la història pero el campechano y familia no se sostienen. Como dice mi paisana mas arriba nosotros estamos fuero espero que nuestra lucha sirva para activar el amor propio y correr a boinazos a toda esta estirpe que nos rodea.

    • Gracias Xavier, comparto todo lo que dices. Así es, nuestro país adolece de no haber tenido revolución, ni industria ni de las otras. Adolecemos de feudalismo, aún se mantiene el “respeto” a los “señores” de la manada. Nos revocamos en una sociedad antigua, medieval y casposa, que se niega a evolucionar porque no la dejan. No merecemos la derecha que tenemos, creo que hasta que no exista una derecha liberal, moderna, con talante democrático nuestro país está lastrado. Sería bueno tan solo mantener diferencias ideologicas, de economía, de formas sociales, pero aquí seguimos con el integrismo, con los condicionantes de represión religiosa y social, que da mucha vergüenza vero y oír cosas que debieran estar superadas desde hace años. Todo mi cariño y la solidaridad de innumerables españoles hacia el pueblo de Cataluña, que espero salga algo positivo de todo esto. Y gracias por la aportación a @LaPajareraMgzn

  3. Hoy mi hija de 9 años, me ha hecho una pregunta, ¿papá, que pasa en Cataluña, por que sale en todos los telediarios?. Uffff, como explicar a una niña de 9 años semejante, problema. Hija, fue mi respuesta, imagina tu cole, imagina el patio de tu colegio, ese en el que a la hora de recreo, es el sitio donde convivir todos y jugar, imagina ahora que los niños de quinto pusiesen un muro y lo hiciesen suyo y que el resto de niños ya no pudieseis hacer nada, y solo ellos pudiesen jugar allí entonces, eso pasa en Cataluña. Me contesta, papá pero no hay derecho a eso,¿ por que los niños de quinto van a ser diferentes, mejores que nosotros, no somos todos iguales?. Aún no se que responder le a eso, no se porque los Catalanes, son diferentes a los Aragoneses, Navarros, Leoneses o Asturianos, acaso éstos no tienen una identidad histórica, es cuestión de civismo y ser humildes, nadie es mejor que nadie.

    • Sin ánimo de polemizar (o sí, que para eso estamos aquí) ¿no debiera escuchar lo que opinan las otras niñas? porque a lo mejor, resulta que el patio, ambos, grupos lo consideran suyo, ambos grupos piensan que ese patio es de uso exclusivo. Y más, cuando han querido hacer normas de disfrute del patio y no les han dejado. A lo mejor, digo, solo que a lo mejor, si escuchamos a todas las niñas, si se establece un dialogo, su hija y usted, comprenden la otra parte. Porque la verdad, amigo Joaquin suele estar en ambos lados, y seguro que si las otras quieren ese trozo de patio, será por algo ¿No merecen una escucha activa? ¿No merece su hija una respuesta objetiva? Corremos el riesgo de que cuando crezca y se quiera ir de casa para ser independiente, usted le envíe el barco de Piolín para retenerla.
      Saludos Joaquín y gracias por su lectura y colaboración con @LaPajareraMgzn

  4. Me ha dolido en comentario de Tina. A ver, me ha dolido en lo sentimental porque siempre he adorado Cataluña,me ha dolido como si, de repente, algo a lo que quiero mucho me dijera a mí “ya no te quiero”. Yo soy de Castellón, polaca del sur, como solemos decir, y siempre, siempre, he estado al lado de Catauña, siempre me ha preocupado, al igual que lo estuve y me preocupé por el Pais Vasco o me preocupa Galicia o me duele Andalucía y la puta mala fama que tienen y que es tan injusta. Creo que aquí hay tantas cosas a superar, tenemos un atraso tan monumental y somos tan cazurros, que nos vamos dejando llevar hasta que las cosas ya son inaguantables y saltan por los aires. Quizá el Rajoy este no es más que un reflejo de la España que somos; corruptos, pendencieros, de mala picardia, haraganes… Ahora noes que Cataluña nos haya estallado en las narices, sino que además, estos patriotas de banderita y pulsera

    • (perdón) también nos estallan en la cara y nos recuerdan que, aunque alguna vez creyéramos lo contrario, los viejos tiempos que creímos olvidados, no se han ido nunca. Hay cosas para las que simplemente, no tengo ni una posible teoría, ni una explicación. Solo sé que después de todo esto, yo también querría ser independiente.

      • No sé porque me parece que en Cataluña se está viviendo una revolución que excede a la independencia. Haré un artículo sobre ello, porque pienso que nos ha sacudido la calma todo el tema catalán. Agradezcamos al pueblo de Cataluña que ha metido la escoba debajo de la cama y ha sacado la porquería que se guardaba…Algo me dice que nada será lo mismo después del estallido del referéndum. Para nadie.
        Saludos Nina

    • ¡Cuánta razón! Nina. Aunque quisiera creer que no nos merecemos a los gobernantes que tenemos, que son mucho peores que el peor de los ciudadanos, pero algo me dice que a lo mejor me equivoco y son síntoma de lo que hacemos y lo que queremos ser. También, coincido contigo en la cantidad de tópicos que acarrean los pueblos de España. Esperemos que el domingo haya cordura ciudadana, casi diría, que la espero, pero poca de los gobernantes. Un abrazo Nina, y gracias por tu colaboración

Deja un comentario