María de Maeztu

Siento un gran cariño por este personaje singular, ya que fue el espíritu que animó unos momentos históricos que de no haberse truncado hubieran fructificado de forma extraordinaria en un gran avance para la situación de la mujer.

María nació en Vitoria, de padre cubano y madre inglesa. A la muerte del padre, en Cuba, la familia pierde su patrimonio por problemas burocráticos, viéndose abocada, la madre Juana Whitney, a sacar adelante a su prole con su esfuerzo. La familia estaba compuesta de cinco hijos, uno de ellos, Ramiro de Maeztu del que hablaremos por el influjo que su vida y sobre manera su muerte, tuvo en María.  Juana era frágil de aspecto pero con un carácter férreo. Se trasladó a Bilbao,  a fin de instalar una residencia de señoritas, donde se cursaban estudios generales e idiomas. María estudió Magisterio, luego Derecho  colaborando con su madre en la residencia. Más tarde ejerce como maestra, unos meses en Santander,  volviendo luego a Bilbao. Lo que observa en esa época la llevan a convertirse en una revolucionaria en el sistema de enseñanza. Implantó clases al aire libre, fundó cantinas y colonias escolares. Hay una frase que pronuncia en la Universidad de Oviedo que define su ideología: “la letra con sangre entra, pero no ha de ser la del niño, sino la del maestro”

Tiene un talento oratorio singular, dedicándose a propagar sus ideas pedagógicas por diferentes pulpitos. Suyas son las palabras: “Soy feminista; me avergonzaría no serlo, porque creo que toda mujer que piensa debe sentir el deseo de colaborar como persona, en la obra total de la cultura humana.” Con ideario liberal, justifica y propugna el divorcio, arremete contra la diferencia social entre hombres y mujeres, propugna la emancipación social, económica y educacional de la mujer.

Funda  en Madrid en 1915 la Residencia Internacional de Señoritas, que se rige por las mismas normas que la Residencia de Estudiantes, que es presidida por Santiago Ramón y Cajal. Ambos estamentos propugnan la convivencia humana y cultural. Reciben intelectuales internacionales, escritoras, artistas que imparten conferencias, realizándose intercambios culturales con la crema y nata de la intelectualidad europea. Recibieron a Marie Curie, Ortega, Menéndez Pidal, Juan Ramón…Fue amiga de Federico, ganándose la admiración de los grandes intelectuales de la época.  También,  es discípula de Unamuno en la Universidad de Salamanca y de Ortega en la de Madrid, cuyas ideas le influyeron mucho.

 

Poco después es llamada para dirigir la Sección Primaria del Instituto-Escuela, es ayudada por María Goyri –gran personaje, a su vez, que tocaremos- su hija Jimena Menendez Pidal y Josefa Castán. Este instituto era mixto e internado, donde se impartía bachillerato siendo el primer experimento de enseñanza fuera del ámbito eclesial que era el que  dominaba y aplastaba la educación de entonces.

El Instituto-Escuela, no tenía libros de texto, tan solo un cuaderno de trabajo, no se estudiaba de memoria, las clases eran al aire libre, se hacían excursiones, deporte. Toda una revolución para la enseñanza que le supuso la condena de los poderes eclesiales. Todas las personas que pasaron por el “Insti” tal como se le llamaba, cariñosamente, guardan un recuerdo imborrable de aprecio, valorando la enseñanza recibida como algo revolucionario.

En 1926 funda el Lyceum Club Femenino, que también  preside . Se trata de un club que imita los que existen en Europa. Constituyen secciones de Literatura, Ciencias, Artes Plásticas, Industriales, Música.  Se crea sin ayuda oficial, tan solo con el tenaz esfuerzo de un grupo de mujeres singulares que entendían la cultura como arma de liberación y crecimiento.

El impacto sobre la sociedad española fue intenso, surgiendo una minoría que las atacaron sin piedad. Hacían teatro, conferencias, lecturas. García Lorca, Alberti, Unamuno, leyeron y cedieron obras al Lyceum.  En cambio, invitado Benavente a participar, respondió: “A mí no me gusta hablar a tontas y a locas

Sufrió, como no puede ser de otra manera, innumerables ataques. El director espiritual de las Hijas de María, las puso en la disyuntiva deque  expulsaría a quien perteneciera al Lyceum. Surgieron calumnias que las calificaba de: “mujeres sin virtud ni piedad”. Insinuaban que en Lyceum se perdía la dignidad y era un casino enemigo de la familia, e invocaban al marido para poner orden en los males producidos por las lyceísticas. Se llegó a pedir que fueran recluidas en manicomios, o en cárceles ya que iban contra las leyes humanas y divinas (Como ven la carcunda no es invento reciente…) Tuvieron que llevar a los Tribunales los ataques, Victoria Kent y Matilde Huici defendieron en los procesos al Lyceum.

Siguió recibiendo honores internacionales, siendo nombrada profesora extraordinaria de la Columbia Univerty de Nueva York.

El 31 de Julio de 1936 es detenido su hermano el escritor, Ramiro de Maeztu, que evolucionó desde un ideario anarquista hasta un nacionalismo de derechas, siendo padre intelectual de la prensa derechista y de Acción Española. Hombre de gran talla intelectual, fue corresponsal de prensa en varios países. El 29 de Octubre, es fusilado en una “saca” de la cárcel donde estaba recluido. Fue un golpe terrible para María, ya que estaba muy unida al hermano. Abandonó España, rumbo a Buenos Aires, después de esa muerte trágica, perdiendo nuestro país la enorme figura de esa mujer tan lúcida. Regresó en febrero de 1947, con motivo de la muerte de su otro hermano, Gustavo. Su madre, Juana, continuó con sus clases, trasladándose a Navarra.

Maeztu hubiera querido quedarse en España continuando su labor pedagógica, pero los tiempos no eran proclives a ello, volviéndose a Buenos Aires, donde residió hasta su muerte acaecida cuando contaba sesenta y seis años.

Gómez de la Serna dijo en el obituario,  que María  pertenecía a la prestigiosa y dura familia de los Maeztu.

 

Texto: MariaToca©

 

 

Sobre Maria Toca 277 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario